El vino no le cayó muy bien al pavé

14 mayo, 2019
ruthy

José Torrijos observa detenidamente el pavé preparado por Ruthy. No pasó la prueba y sorpresivamente terminó eliminada del programa. Foto de la página oficial de MasteChef Paraguay.

No fue su día. Iba ganando 3-0 le  empataron y terminó perdiendo 4-3.  Se dejó guiar por el corazón e hizo una mala combinación a la hora de preparar un pavé. La mezcla de sabores le resultó fatal. Por eso Ruthy Ubrán, una nutricionista de 26 años, natural de Itauguá, dejó anoche las cocinas de MasterChef Paraguay, en una ronda de eliminación que fue muy pareja y reñida.

Era la primera vez que Ruthy pasaba a la ronda de eliminación. Llegó allí porque su equipo perdió en la primera prueba. La consigna era preparar un pavé, un conocido postre brasileño que se caracteriza por tener varias capas de masas y de cremas que quedaron a elección de los participantes. Los sentenciados fueron Fernando, Isaías, Ruthy, Joaquín, Armando, Juliana, Ricardo y Andrea.

Antes de que el jurado juzgue los platos, la organización decidió que los participantes que estaban en el balcón podían salvar a uno de sus compañeros. El primer voto fue para Fernando, pero los tres siguientes los recibió Ruthy que ganaba cómodamente 3-0. Pero, los otros tres votos fueron para Juliana y de esa manera el marcador quedó empatado 3-3. El último voto favoreció a la segunda, quién superó la prueba sin que siquiera el jurado haya probado su plato.

La prueba de eliminación fue una de las más reñidas que hayamos visto a lo largo de las tres temporadas de MasterChef Paraguay. El nivel de los concursantes era muy parejo y no se notaban, a simple vista, que cometieran gruesos errores. Ruthy, como lo expresó en el programa se dejó llevar por el corazón, por lo que sentía a la hora de definir qué tipo de cremas iba a utilizar. Su instinto le traicionó.

Preparó un “pavé con crema de masa sable, ganache de chocolate blanco y salsa crema de manzana, vino y pera”, según el subtítulo de la pantalla. La manzana fue pochada en vino tinto y le agregó clavo de olor. Euge Aquino, punzante como siempre, le preguntó a Ruthy si alguna vez había visto esa combinación, en los años que vivió en Francia. Y esa combinación le costó la eliminación.

Otra que estuvo en capilla fue Andrea, cuyo pavé tuvo el inconveniente de que su masa de galletitas estaba un poco cruda y utilizó un chocolate brigadeiro que resultó un tanto invasivo. El que hizo el mejor plato en la eliminación fue Armando, de quién un miembro del jurado dijo que al parecer tiene un talento oculto, ya que en los anteriores programas no se destacó mucho por su actuación.

La novedad del programa de anoche fue que se realizó la primera prueba de exteriores de la tercera temporada. Tuvo lugar en la Casa de la Independencia y fue una competencia por equipos, donde tuvieron que cocinar platos típicos de la época colonial: Kai kúa de entrada y Mbaipy so´ó de fondo con acompañamiento de aloja. Un menú típico que nunca antes habían preparado en el programa.

A resultas de la prueba por equipos, Euge Aquino destacó que por primera vez, vio el ejercicio de un buen liderazgo y la capacidad de un equipo para cooperar y actuar en conjunto. Elogió la capitanía ejercida por Fernando y alabó sus condiciones de líder. Pero su equipo fue el que resultó perdidoso en la competencia y sus integrantes tuvieron que ir a la prueba de eliminación, con el resultado ya expresado más arriba.

Comments

comments

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *