Un cocinero paraguayo al otro lado del mundo

20 marzo, 2019
fer en rata

Fernando Lopez van Heugten, posando frente al restaurante de Nueva Zelanda donde trabaja actualmente. Antes también estuvo trabajando en Australia. “Recorrer, conocer, y seguir aprendiendo siempre”, es u lema.

Hace más de un año dejó nuestro país buscando nuevos horizontes profesionales. Se fue al otro lado del mundo, y ahora está trabajando en un reconocido restaurante de Nueva Zelanda. Si bien las condiciones profesionales son excelentes nunca deja de pensar en tener su propio local gastronómico y que sea en Paraguay. Sin embargo, a sus 30 años de edad, no tiene aún fecha para el retorno mientras añora a la familia, los amigos, el chipa, el mbeju y otras cosas.

Fernando López van Heugten desarrolló una rápida carrera en nuestro país. Lo conocimos cuando era uno de los puntales en la cocina del restaurante Mburicao. Salió de allí para recalar en Papillon, un restaurante ubicado en Bella Vista, Colonias Unidas, Itapúa. Un lugar al que le había tomado cariño porque había crecido en esa zona. Posteriormente, creó una empresa de asesoramiento gastronómico y desde allí decidió tomar un vuelo que lo depositó en Australia.

A través de las redes sociales lo ubicamos trabajando en el restaurante Rātā, en la ciudad de Queenstown, propiedad del chef Josh Emet, dos estrellas Michelin quien llegó a trabajar con el afamado Gordon Ramsay. “Es un fine dinning, como le dicen acá”, nos cuenta Fer. La clientela es bastante exclusiva, concurren muchos turistas. Tiene plaza para 80 clientes sentados y hacen dos turnos.

Es un restaurante donde solo usamos productos de Nueva Zelanda, tenemos una gran variedad y siempre cambia según la temporada. Cortes vacunos, cerdos, pescados, mariscos, langostas, patos. Ahora estamos en la temporada de los arándanos y las moras que tratamos de conservarlas para la temporada de invierno”, dice a continuación.

Su actividad laboral en el Rātā, comenzó a inicios del presente año y antes estuvo en la cocina del restaurante Grossi Florentino, de la ciudad de Melbourne, en Australia, un reconocido local gastronómico. “Siempre intento ir a los mejores restaurantes a trabajar. Y después de Australia quería conocer Nueva Zelanda y Queenstown es una ciudad hermosa. Con la referencia laboral de Australia conseguí bastante rápido el trabajo en Rātā. Siempre buscando por mi cuenta, investigando sobre los lugares”, comenta más adelante.

Fernando nos explicó que eligió como destino de su viaje Australia porque le interesaba conocer el país por sus paisajes antes que por su gastronomía. “También porque la Work and Holidays Visa, es sólo hasta los 30 años. Por eso también, decidí viajar a Nueva Zelanda, además acá es muy hermoso y también tengo familia. A Europa, puedo ir cuando pueda porque tengo  la nacionalidad holandesa por mí mamá.”

plato de fer

Hapuka, espuma de mejillones, papas crocantes, espárragos de mar, uno de los platos del Rātā, cocina de autor. (Fotos gentileza de Fernando López van Heugten).

¿Cuál es la principal diferencia  entre la gastronomía que hacías en Paraguay y la que te encontraste por esos lugares?

En los lugares que trabajé por acá se preocupan mucho en el origen de los productos. Tratan de trabajar con productos locales, frescos. Se interesan por la historia y la procedencia de cada materia prima e intentan priorizar los locales. Cuando yo trabajaba en Asunción todavía no buscábamos eso, pero te hablo de 5 años atrás. Ahora veo por las redes que en algunos están por ese camino. Lo que más note es lo mucho que se interesan en trabajar con productores locales, productos frescos y explotar al máximo todo lo local.

¿Y respecto a la parte creativa de los platos?

Para la creación de los platos siempre buscamos mantenernos actualizados con las tendencias de los mejores chef. Cuando vamos a sacar nuevos platos suelen venir otros amigos chef para dar su opinión. Y siempre nos reunimos y cada uno aporta y opina. En cuanto a preparación siempre tratando de obtener lo mejor de cada producto, lo más fresco posible, la mejor cocción para cada producto.

Cuándo decidiste viajar, ¿lo hiciste por la necesidad de ampliar tus horizontes gastronómicos?, ¿Ganás buen dinero trabajando en esos lugares?

Si así mismo para eso viajé y me va bastante bien. Todos los viajes que hice me los pago con mi trabajo. Viajé por un mes por Australia en casa rodante pagando con lo que ahorré. Y ahora vivo en un lugar muy lindo también. Podría decirse que se gana bastante bien.

¿Y tenés planes para volver a Paraguay?

Siempre está en los planes volver, cuándo nomás no sé. Está en mis planes tener mi propio lugar, mi propio local, mi propio restaurante. Y me encantaría que sea en Paraguay.

¿Qué es lo que más extrañas?

La familia y los amigos Eso lo que más se extraña. El asado, la chipa, el mbeju.

¿Cocinas algo de nuestro país?

Reviro, suelo hacer, en mis días libres para la merienda.

¿Te cruzaste con algún paraguayo en los restaurantes donde trabajaste?

No, ningún paraguayo se cruzó en mi camino. Argentinos, brasileros, uruguayos, y chilenos, pero paraguayos no.

Fer tiene apenas 30 años y todo un futuro por delante dentro de la gastronomía. Por ahora está en la ciudad de Queenstown, en Nueva Zelanda, que está aproximadamente a 500 kilómetros de Christchurch, donde hace poco hubo un atentado que costó la vida a más de 50 personas. “Tengo tíos allí, de parte de mamá. Todos están bien por suerte. Nueva Zelanda es un país muy tranquilo y seguro”, nos dijo finalmente.

Comments

comments

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *