Tras 9 meses, Gringo reaparece con un bar

6 diciembre, 2018
Erick Jaeger, el Gringo, posando en la barra del bar que habilitó en una zona gastronómica top.

Erick Jaeger, el Gringo, posando en la barra del bar que habilitó en una zona gastronómica top.

Hace rato que tenía la intención de establecerse con un local donde pudiera brindar mayores comodidades y servicios a su clientela. Hace 9 meses cerró el puesto de venta que tenía en la esquina de Lillo y Motta. Desde ese momento, se dedicó a refaccionar una pequeña vivienda sobre la calle López Moreira, entre Cruz del Chaco y Cruz del Defensor, en medio de la zona que se constituyó en uno de los más importantes polos gastronómicos de la ciudad.

Eirk Jaeger, el Caliguayo, como también se le conoce llegó a tener una reconocida posición en el ámbito gastronómico de la ciudad, sobre todo debido a su Texas Burger, una excelente versión de la hamburguesa americana. Con ese producto se inició como micro empresario emprendedor gracias a un Food Truck con el que recorrió varios puntos de Asunción. Se hizo conocido a través de su participación en las ferias Guarará y Paladar. Después sentó cabeza.

“Quería un bar para tratar de crecer otra vez y decidimos abrir esto. Con mucho esfuerzo, nos llevó un año la refacción y ahora ya está volviendo la gente que antes era nuestra clientela”, nos dice mientras compartíamos una cerveza en su nuevo local. El lugar es chiquito pero coqueto. Le faltan varios detalles como el mismo lo reconoce. El cartel todavía no está listo por lo que es difícil aún reconocerlo. La nueva carta está por salir, ya que el que imprimieron contenía algunos errores.

El local es mono ambiente. Una gran barra preside la entrada. Hacia la calle tiene otro pequeña barra.  Las mesas y sillas están fabricadas en madera maciza, con un estilo rústico. La ambientación es muy sencilla. No hay muchos detalles que llamen la atención. El Gringo nos comenta que todavía falta instalar las pantallas de televisión, ya que tendrá varias, al estilo de los Sport Bar. Para que los muchachis puedan ver los partidos.  La capacidad es para un poco menos de 100 personas y estará abierto de lunes a sábado desde las 20:00 en adelante.

Este es el frente del local, ubicado sobre López Moreira entre Cruz del Chaco y Cruz del Defensor, justo frente a Las 3 Calacas.

Este es el frente del local, ubicado sobre López Moreira entre Cruz del Chaco y Cruz del Defensor, justo frente a Las 3 Calacas.

La realidad es que, lo más importante es la oferta gastronómica. El fuerte del local sigue siendo la Texas Burger, una versión de hamburguesa que lleva salsa barbacoa, panceta, queso cheddar, aritos de cebolla y papas rústicas. Ellos elaboran las hamburguesas cuidando que la carne sea de buena calidad y tenga el porcentaje de grasa adecuado. “El secreto de la hamburguesa está en la grasa”, nos revela el Gringo. El Texas Burger es lo que más se vende pero también hay otras versiones de hamburguesas: Gringo Burger, MRC  Daddy y Fatboy.

Hay también sándwiches de cerdo, carne al estilo barbecue así como pollos fritos. Tacos de camarones, pollo, cerdo, carne ahumada y wrap de pollo. Dos ensaladas, la tradicional Caesar con pollo y una con camarones y jamón.  Entre las entradas, están las alitas de pollos en versiones Buffalo BBQ, American Hot y Asian BBQ. También los Fries: Cheddar y Bacon, Cerdo y Chedar, y Carne y Chedar. Los precios de los productos no han sufrido variación en el tránsito del anterior local al nuevo. Rondan entre los 30.000 y 45.000 guaraníes.

Así luce la barra del bar El Gringo. El nuevo local habilitado por Erick Jaeger

Así luce la barra del bar El Gringo. El nuevo local habilitado por Erick Jaeger

Jaeger, es cocinero de profesión, en Estados Unidos trabajó como tal y cuando llegó al país estuvo en las cocinas del desaparecido Uva Terra y en Zen Gastro Bar, un restaurante que estuvo en la zona de Carmelitas. De ahí que tiene la idea de preparar platos especiales para determinados días de la semana. “No sé”, dice cuando le preguntamos qué, “lo que me inspire nomás, quiero primero encontrar la inspiración y poner algo lindo. Ya hicimos pollo frito estilo americano, costilla de cerdo ahumado y de repente queremos poner una sopa oriental. Toda la comida que hago son cosas que a mí me gusta, que extraño de los Estados Unidos. Vamos a poner también una fusión de Paraguay”. Y habló también de una milanesa con papa frita que lleva salsa bechamel, “que solemos comer en Estados Unidos, esa es la onda, queremos crear un lugar divertido”.

El Gringo sabe que para que el lugar sea más divertido tendrá que apelar también a otros recursos, como el de contratar grupos musicales acústicos y servicios de Djs. Está reservando los días miércoles para esta clase de eventos.  En cuanto a bebidas, tienen cervezas, gaseosas, jugos de estación e incorpora una carta de los tragos más conocidos, así como una oferta de las principales bebidas espirituosas. Eran las 22:00 y los clientes recién empezaban a venir. El Gringo siempre se caracterizó por recibir a altas horas, generalmente porque concurrían personas del ambiente gastronómico que iban cuando terminaban sus actividades. “Está volviendo la gente que teníamos antes, ojalá nos vaya bien”, dijo para culminar.

Comments

comments

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *