Falleció otra de las grandes de la cocina

2 marzo, 2018
Deyma de Kerling junto a dos de sus alumnos del Instituto Técnico Superior de Arte Culinario.

Deyma de Kerling junto a dos de sus alumnos del Instituto Técnico Superior de Arte Culinario.

A la edad de 76 años falleció ayer Deyma de Kerling una de las grandes referentes de la gastronomía nacional. Fue sometida a una delicada operación que no pudo resistir. Le sobreviven sus tres hijos y un instituto de enseñanza que durante muchos años formó a destacados profesionales gastronómicos.

Sus restos mortales están siendo velados en Parque Serenidad (España y Boquerón) y su cuerpo será sepultado mañana sábado en el Jardín de la Paz (Lambaré), a las 09:00 horas. Deyma Vera Valenzano estaba casada con Julio Kerling y era conocida simplemente como Deyma de Kerling. Si bien en los últimos tiempos tuvo algunos problemas de salud su partida fue un tanto inesperada. Tuvo que someterse a un bypass del corazón a consecuencia de lo cual perdió la vida.

Deyma es una de las grandes referentes de la gastronomía nacional. Su nombre figura en letras de molde junto al de otras mujeres que forjaron lo que actualmente es la cocina paraguaya. Estudió y se formó con doña Clara Benza de Garofalo, en la década del sesenta. Se recibió de profesora normal superior y aprovechando sus dotes para la enseñanza creó en 1973 el Instituto Técnico Superior de Arte Culinario, que llegó a formar a numerosos profesionales del ramo.

Dedicó también su tiempo a desarrollar y producir programas de televisión sobre cocina en varios canales, junto a su marido. Desde allí difundía sus recetas y preparaciones. Tenía grandes cualidades para la decoración gastronómica. Eran tradicionales sus preparaciones para las fiestas de fin de año.

También fue autora de numerosos libros en donde difundía preparaciones pensadas para personas que sufrían enfermedades como la diabetes y la hipertensión. Editó también un libro sobre gastronomía paraguaya “Con sabor a Paraguay” que contiene 492 recetas. Fue lanzado con motivo del bicentenario de la independencia nacional.

Deyma gustaba por igual cocinar dulce y salado. Y cuando alguna vez el doctor Jorge Vacante le preguntó, en una entrevista, que no debe faltar en su mesa, contestó: – El buen humor, la mesa bien puesta, y como dice Julio (mi marido) el resto, aunque sea pan duro, igual es rico.

Comments

comments

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *