El gol de Messi y un viaje a La Habana

20 agosto, 2015

GoldeMessiPostreJordiRocaEl Celler de Can Roca, el restaurante Nº 1 del mundo, según la revista británica Restaurant, está realizando una gira mundial. Ya pasaron por Buenos Aires y Miami y ahora están visitando otras ciudades de Estados Unidos. Los hermanos Rocca dejan a su paso una reinterpretación de las cocinas regionales y una creación siempre inspirada en costumbres, vivencias  y en la actualidad de los lugares que van visitando.

Uno de los factores que indudablemente incidieron para que sean considerados para que el Celler de Can Roca sea considerado como el Nº 1 del mundo, son sus postres. Y no puede ser para menos, porque Jordi, el pastelero de los hermanos Roca está considerado como uno de los mejores del mundo en esta especialidad. Su originalidad y creatividad siempre están presentes en todos sus platos.

Y en la gira que protagonizan actualmente, los postres fueron los que concitaron una mayor atención, a pesar de la excelencia de los platos de fondo. Lo cual resulta bastante raro, porque los postres no suelen ser los mayores protagonistas en las veladas gastronómicas. Cuando semanas atrás, estuvieron en Buenos Aires hicieron unas versiones muy originales de clásicos de la cocina argentina.

Pero el que acaparó la atención de todos fue El Gol de Messi, un postre que Jordi creó años atrás cuando el astro futbolístico argentino convirtió un gol al Getafe en la Liga Española de fútbol que fue casi una copia exacta del gol que Maradona le convirtió a Inglaterra durante el Mundial de México 1986. Esta versión del Gol de Messi fue actualizada para presentarla en Buenos Aires, hacía referencia al último Mundial de Fútbol disputado en Brasil.

Después de la capital argentina, el Celler de Can Roca en el segundo punto de gira llegó a Miami, justo en el momento en que dicha ciudad se estaba viviendo un momento histórico por el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba y la rehabilitación de las embajadas  de esos países en Washington y La Habana. En ambos casos, los platos resaltan, no sólo por la originalidad de la concepción sino también por la técnica que desarrollaron en su ejecución.

ViajeAlaHabanaJordiRoca

EL GOL DE MESI

Este postre en resumen, se trata de una crema de fruta de la pasión, limón y dulce de leche, cubierta con menta y eucalipto; y una red de azúcar glaseada acompañada por una pelota de dulce de leche y malvaviscos de mango y menta, que simbolizan unos imaginarios jugadores brasileños a los que Messi elude.

“Es un gol soñado. Imaginemos la final del Mundial entre Brasil y Argentina, y Messi convierte el gol definitivo”, dijo Jordi de su plato. El periodista de Clarín, lo describe de esta manera: Llega a la mesa en un plato que es una semiesfera con forma de pelota. El plato propiamente dicho es de césped sintético, con olor a pasto real. Los mozos dan indicaciones porque hay que comerlo siguiendo un reglamento. Primero los dos jugadores brasileños de un merengue que parece malvavisco con sabor a eucalipto, como para que se hinche el pecho ante la gloria. Después, hay que tirar un bombón de dulce de leche en un arco perfecto de glacé y romper la red. La pelota descansará en el césped y, entonces sí, hay que llevársela a la boca: es un dulce de leche suave, untuoso, que se mezcla con el crocante del chocolate. La red es dulce, pero no tanto. Por último, el pasto que se come: yerba mate molida debajo de la cual hay una crema de maracuyá deliciosa, increíble.

VIAJE A LA HABANA

Viaje a la Habana, es considerado uno de los platos emblemáticos del Celler de Can Rocca. Fue creado en el 2.000 y todavía se mantiene en su carta. Se trata de la combinación de bizcocho de ron con sopa de lima, granizado de menta y miel de azúcar de caña, acompañado de un cilindro de chocolate oscuro brillante, relleno de helado de puro que se presenta servido en un cenicero para puros y con ceniza comestible.

Esto lleva mentalmente al comensal a las cálidas tierras y playas de Cuba. Inicialmente, estaba compuesto sólo por el mojito, la tradicional bebida de la isla. Hoy el postre es un clásico universal y su receta se puede encontrar en muchos sitios de internet. (ver receta)

LA GIRA

Durante cinco semanas, Joan, Josep y Jordi Roca, acompañados por unos 40 cocineros y camareros de su equipo procedentes de Girona, servirán a más de 2.500 clientes e invitados de BBVA en Buenos Aires, Miami, Birmingham, Houston y Estambul, elaborando un menú especial y distinto en cada país homenajeando la cultura y la gastronomía locales. En Turquía la ciudad de Estambul se convertirá en el escenario perfecto para rodar The Turkish Way, la segunda parte del documental `Cooking Up a Tribute´.

Comments

comments

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *