La mejor Seña de que Paraguay atrae los vinos finos

22 agosto, 2014

Seña-2010

Seña, recibió recientemente una calificación de 98 puntos. Es el primer vino chileno en alcanzar ese puntaje histórico, lo que lo convierte en algo así como el mejor vino chileno de la actualidad. Importadora Andina, empresa que lo comercializa localmente,  hizo días pasados una degustación y presentó al gerente de Area del Grupo Errazuriz, dueño de la viña que produce ese tinto.

Cada vez más, Paraguay está siendo catalogado como un gran consumidor de vinos finos. A los exportadores atrae el mercado de frontera, pero el consumo doméstico está creciendo sostenidamente. Los chilenos son los que más insisten en esta perspectiva. Tomás Markman ejecutivo de Errazuriz, estuvo en nuestro país, para palpar en vivo el potencial de nuestro mercado y para destacar la historia y las cualidades de Seña.

Markman considera que Paraguay tiene un mercado potencial muy interesante y si bien reconoce que el grueso de la comercialización está concentrado en la frontera, considera que en Asunción está creciendo el consumo de vino de alta gama y que el Grupo Errazuriz está interesado en buscar nuevos mercados. Importadora Andina comercializa de la Viña Errazuriz, las etiquetas Seña, Arboleda y Caliterra.

Estas fueron sus otras consideraciones:  “Obviamente en términos de volumen Paraguay no es un gran mercado pero en términos de alta gama si es muchísimo y si uno hace el balance de precio por cantidad los números dan muy bien y dentro de Sudamérica, Paraguay se encuentra dentro del segundo lugar después de Brasil”.

005

Thomas Markman, Gerente de Area del Grupo Errazuriz, quien estuvo días pasados en nuestro país para interiorizarse del mercado paraguayo.

“Paraguay está comenzando a consumir cada vez más vino fino, son seis millones de habitantes pero de a poquito el país está creciendo y hay cada vez más poder adquisitivo para poder consumir nuestros vinos. Existe una realidad, que es el mercado de frontera,  y que obviamente Brasil es gran consumidor de ese mercado, dado que los precios en su mercado local son mucho más altos de lo que encuentra acá en Paraguay”.

“No somos una empresa de venta de volumen, sino que queremos estar en los lugares tops de Paraguay, queremos aumentar nuestra imagen antes que nuestro volumen, nosotros sabemos que si hacemos un buen trabajo en términos de imagen el volumen va a ir creciendo naturalmente y esa es la forma en que nosotros trabajamos”.

HISTORIA DEL SEÑA

El Seña, es el primer vino ícono chileno. Surge de una alianza estratégica entre el presidente del Grupo Eduardo Chadwick y Robert Mondavi, quien fue el que impulsó el Valle del Napa en EE.UU. Después de varios años de investigación y búsqueda del terroir chileno ideal encontraron el lugar adecuado en el Valle del Aconcagua. La primera cosecha del vino Seña se obtuvo en 1.995.

A partir del año 2.000, el Seña viene obteniendo buenos puntajes de los principales críticos del mundo. Pero fue en la tradicional Cata de Berlín realizada en el 2004, donde el Seña 2001 obtuvo uno de los primeros lugares venciendo a los franceses Château Margaux, Lafite y Latour, y a los toscanos italianos Sassicaia y Tignanello, revolucionando de esa manera el ambiente vitivinícola chileno y mundial, considerando sobre todo que el precio del Seña es 10 veces menor que sus colegas europeos.

Con este panorama se llega hasta julio 2014, cuando la cosecha 2012 de Seña, obtiene 98 puntos en el reporte “Chile’s Soulful Wine Revolution” (“La Apasionante Revolución de los Vinos de Chile”) publicado por el crítico James Suckling, uno de los principales expertos del mundo del vino. Suckling, crítico y periodista estadounidense de vinos, fue editor de la afamada publicación americana Wine Spectator durante tres décadas. Es considerado el crítico más influyente del mundo según la revista Forbes.

Seña es un auténtico ensamblaje chileno, elaborado a partir de uvas Cabernet Savignon, Merlot, Petit Verdot, Cabernet Franc y el factor sorpresa que es el Carménère, que hace que tenga un estilo bastante particular y con evidente personalidad chilena. El Seña 2012 que recibió 98 puntos recién se comercializará en nuestro país a finales del 2015.

Actualmente se comercializa en nuestro mercado el Seña cosecha 2010, que obtuvo 94 puntos Parker. La cosecha 2011, que llegó a 95 puntos, recién se comercializará aquí a principios del año próximo. El volumen de venta en Paraguay, es de aproximadamente 1.200 botellas al año.

 

seña-mariela

Mariela Castro Vargas, directiva de Importadora Andina, empresa que comercializa en Paraguay, el vino Seña. En la foto se la ve sirviendo el vino desde un decantador

DEGUSTACION

Días pasados, la Importadora Andina, realizó una degustación del vino Seña 2010 en el restaurante Victorino, con presencia de invitados especiales. En la oportunidad, también se degustaron dos vinos de la etiqueta Arboleda. Entre el selecto grupo de asistentes, entre quienes se encontraban profesionales, expertos y conocedores amateurs hemos recogido las siguientes opiniones acerca de ese vino.

Carmen Nogués (catadora, creadora del Grupo de Facebook Los del Buen Vino, bloguera). A este vino yo le daría 97 o 98 es increíble. Si tuviera que calificar calificaría con 97 puntos, 94 puntos es poco. Es increíble los aromas que tiene, la acidez que tiene es perfecta, te hace agua la boca.

Mariela Gavilán (sommelier profesional). Tiene bastante personalidad y estructura, tiene aromas a frutos negros, también un poco de ahumado, bien maridado con el medallón de lomito y el postre, creo que está perfectamente armonizado, es un vino aterciopelado que se puede consumir solo, es delicado, es fácil de tomar y sedoso.

Mirian Rossana Mingo Arce (gran conocedora de la gastronomía y enología local).
Me pareció un vino que se abre fácilmente, tiene notas picantes en el sabor, gracias al blend de Cabernet Sauvingon con el Carménère. Para mi gusto predomina el Carménère y esta combinación la hace muy suave, yo le pondría 100 puntos, es increíble que podamos tenerlo en este mercado.

Beto Barsotti (experto enogastronómico) Una pequeña opinión para un gran vino es imposible. Es sublime mas allá de cualquier puntaje que reciba, creo que estamos hablando de algo fascinante, un vino que no tiene nada que envidiar a los vinos europeos, tiene mucha más presencia y tiene un sabor a terroir sin exceso que tiene el vino europeo. Tenemos que dejar grabado esto porque dentro de 50 o 100 años la gente va a recordar que esto ya lo disfrutamos en el 2014.

Comments

comments

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *