Esta sí que es una revolución gastronómica

16 noviembre, 2013

Un toro Cartel

Los responsables de Un Toro y Siete Vacas, no dimensionaron, ni se habrán imaginado siquiera el efecto que iba a causar el cartelito de no admisión a los senadores pro Víctor Bogado que colgaron en su local. Probablemente, actuaron llevados tan sólo por la indignación, pero ese es el gran mérito que tuvieron. Reaccionaron y protestaron sin calcular las consecuencias ante un acto insoportable de corrupción y el restaurante es hoy una especie de ícono de la lucha ciudadana.

A la hora, de elaborar este artículo, ya eran más de 60 los locales gastronómicos que imitaron la medida de Un Toro y Siete Vacas. También se sumaron algunos comercios que no pertenecen al ramo y la perspectiva es que sigan adhiriendo y sumando negocios y locales. En las redes sociales el tema es el tópico más importante y es como un constante hormigueo que se va actualizando sin pausas.

Esta reacción ciudadana, que se inició con la protesta del viernes a la noche en frente del Congreso Nacional encontró una inesperada caja de resonancia en los locales gastronómicos que gracias a la originalidad de Un Toro y Siete Vacas se convirtió no sólo en una tormenta de una noche de verano, sino que tiene visos de ser una prolongada jornada de fin de semana, o tal vez mas.

Pero, por qué nace, surge y se desarrolla esta reacción de los bares, restaurantes y afines?.  Que tiene que ver esto con la Guerra del Chaco¿???!!!. Nada absolutamente. Un Toro y Siete Vacas dio en una tecla en el momento y lugar indicados y generó una reacción en cadena. Algunos locales siguieron la iniciativa por convicción y otros quizás lo hayan hecho para aprovechar la publicidad.

No importa. Ojala todos quieran echarse un poco de publicidad gratuita encima protestando, adhiriéndose o luchando por una causa justa. Esta lucha ni siquiera es una lucha política, es una lucha moral, una lucha contra la corrupción, que esta vez más que nunca no tiene banderas ni partidos.  Los que blindaron al senador colorado Víctor Bogado están mezclados e inmersos en una cloaca variopinta.

Pero, volvamos a insistir, por qué los bares, restaurantes y afines?.   Quiñenes son los que deberían manifestarse?. Los partidos políticos ya lo hicieron, en la votación en el Congreso y ya sabemos el resultado. Pero y los otros líderes de la sociedad. Y los gremios?. Por qué no se manifiestan la UIP, Feprinco, Cámara de Anunciantes del Paraguay, Club de Ejecutivos, CERNECO,etc,  como ya lo hicieron en otros casos. Convengamos en que todavía tienen tiempo para hacerlo.

En fin, lo que queda es aplaudir la actitud de los locales gastronómicos y aprovechar la picada que han abierto en esa inmensa maleza de corrupción e indiferencia que atenaza a nuestra sociedad, para que podamos trazar rutas hacia un nuevo horizonte.  Salud!

 

Comments

comments

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *