El lechón jorobó a más de uno en MasterChef

5 noviembre, 2019
De izquierda a derecha, Carolina, Julián, Regina, Lizzie, Rodrigo y Osvaldo. Nunca antes la ronda de eliminación estuvo tan pareja, reñida y difícil. Y se fueron dos. (Foto del sitio oficial del programa).

De izquierda a derecha, Carolina, Julián, Regina, Lizzie, Rodrigo y Osvaldo. Nunca antes la ronda de eliminación estuvo tan pareja, reñida y difícil. Y se fueron dos. (Foto del sitio oficial del programa).

El jurado de Master Chef Profesionales tomó anoche la drástica determinación de eliminar a dos cocineros en una decisión inédita en lo que va del programa en nuestro país. Los que abandonan la competencia son Osvaldo Villalta y Regina Cabañas, dos excelentes profesionales, pero que cometieron errores inaceptables en dicho nivel profesional. Si el jurado sigue con la misma vara, es probable que tengamos todavía muchas sorpresas.

Nunca antes en Master Chef Paraguay una ronda de eliminación estuvo tan disputada y tan pareja en el nivel de sus participantes. Habían llegado a esa instancia: Julián Endara y Carolina Ronquillo, dos que lo hacían por primera vez. Además Rodrigo León, Osvaldo Villalba, Regina Cabañas y Lizzie Paredes, todos ellos avezados cocineros a excepción de Lizzie que partía como candidata a la eliminación.

La consigna fue cocinar un chanchito, lechón o cochinillo. Podían utilizar la media res que tenían a disposición o parte de ella con guarniciones a libre elección. Regina trastrabilló desde un comienzo. Reconoció que solo una vez cocinó este plato pero lo peor fue que eligió el lomito de toda esa enorme pieza que tenía a disposición para cocinar. Colaso Bo al ver eso la increpó de entrada y Regina se fue al mazo. Se puso nerviosa y se bloqueó lo que repercutió en el resultado final.

Osvaldo, como siempre, trabajó a mil por hora, haciendo muchas cosas a la vez. Eligió un costillar del chanchito y utilizó varias técnicas para cocinarlo, sartén, horno y ahumado. Incluso utilizó la oreja del cochinillo para decorar su plato y tanto cargó su plato que Euge Aquino dijo que le parecía un tanto grotesco.

Carolina por su parte, fue la única que hizo dos platos. Uno con el costillar y otro con la pierna. Y tal vez esto le haya salvado. Sus platos siempre lucen bien, elige bien las guarniciones y esta vez presentó algo muy sencillo pero original: aros de batata fritos, a la manera de aros de calamar o de cebolla y una crema de quesos que fue muy elogiado por el jurado.

Ellos presentaron los tres peores platos de la ronda de eliminación. A la vista del espectador todos parecían muy aceptables, el jurado valoró el sabor de la carne y de las guarniciones. Pero todos adolecían del mismo error: la falta de cocción adecuada. Como bien lo dijo José Torrijos, el punto del cochinillo es crocante. Y en el caso de Osvaldo y Regina la carne estaba un poco cruda. Carolina también tuvo el mismo error en uno de sus platos pero no en el otro.

El jurado consideró que a ese nivel de profesionales no podían admitirse semejante error decidió eliminar a dos en vez de uno como era la mecánica del programa. Correcta la decisión, pero de ahora en más tendrá que utilizar la misma vara con todos y en todos los programas. Los errores fundamentales se pagan caros y las consignas deben cumplirse a rajatabla. Hasta el momento, no hubo muchos inconvenientes a este respecto pues las eliminaciones se decantaban solas.

Julián Endara fue el que hizo el mejor plato con el lechón: Pata de cerdo al horno y salsa de naranja, siracha con batatas confitadas en aceite de ajo, vegetales glaseados, kale y mejilla de cerdo fritos y falso pesto de albahaca. Complicada descripción que se resumió en un plato bien equilibrado y con abundante utilización de recursos e ingredientes. El segundo fue Rodrigo León que fue casi todo lo contrario: Pata de lechón laqueada con lingote de batata, morrón y cebolla morada. Sencillez pero explosión de sabor. Lizzie fue una grata sorpresa. Su costilla de cerdo braseada con mandioca gratinada, crema de palmitos, reducción de cebolla, aceto, tomates a las hierbas y crocante de parmesano, arrancó una unánime aprobación del jurado en cuanto al sabor de la carne y la piel del cochinillo.

El primer desafío de la noche también trajo algunas sorpresas. En primer lugar, contó con la participación del chef japonés Takao Yamadera quien hizo una demostración de sushi y preparó varios platos que los concursantes debían imitar divididos en equipo. El formado por Sergio Vera y Waldi Riveros fue el ganador de esta competencia, incluso por encima del equipo integrado por Walter Ferreira, Juan Angel Villamayor y Peta Ruger, que aparecía como principal candidato en los pronósticos.

Comments

comments

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *