Se armó un rollo con el lomo en Masterchef

1 octubre, 2019
Los seis que anoche llegaron a la ronda de eliminación. Se fue Eduardo Caballero, primero de la derecha. Hubo un despiste generalizado del que solo se salvó Peta el segundo desde la derecha. Foto de la página oficial del programa.

Los seis que anoche llegaron a la ronda de eliminación. Se fue Eduardo Caballero, primero de la derecha. Hubo un despiste generalizado del que solo se salvó Peta el segundo desde la derecha. Foto de la página oficial del programa.

En el segundo programa de MasterChef Profesionales, anoche casi todos los que llegaron a la ronda de eliminación tuvieron problemas para interpretar adecuadamente la consigna establecida: un simple lomo relleno. Se eliminó, Eduardo Caballero, quién fue el que estuvo más confundido entre todos. Inconcebible despiste generalizado para semejante nivel profesional y más de uno mereció abandonar el concurso.

En la ronda de eliminación, los participantes debían trabajar con dos productos básicos de la cocina: el lomo y las papas. El objetivo era ver como lograban transformar lo “simple en el algo fantástico” por eso el plato exigido fue: lomo relleno con guarnición de papas a criterio de cada uno.  Se iba a evaluar la interpretación, la técnica y el desarrollo de los platos. Todo resultó por debajo de lo pretendido. No hubo transformación ni fantasía y apenas uno entendió plenamente la consigna.

A esta instancia llegaron, Sergio Vera, Eduardo Caballero, Alex Cardozo, Karina Ruíz Díaz, Walter Ferreira y Peta Ruger. El lomo relleno generalmente se trabaja con la pieza entera. Se hace una incisión en el medio a manera de bolsillo o sobre y allí se introduce  el relleno. Solo Peta entendió adecuadamente y el rollo hizo o lomo enrollado o cortó la carne en piezas. Y ya desde el inició comenzaron los problemas. El “lleven a otro nivel esos lomos y esas papas” que recomendaron los miembros del jurado quedó en esa expresión.

La primera explicación que dio Eduardo acerca de su plato ya dio una idea de su nivel de confusión. “Quiero darle un corte fino a la carne”, dijo mientras informaba que estaba preparando un lomo enrollado. Cuando se dio cuenta de su error replanteo su preparación pero entró en un cono de nerviosismo del cual logró salir con la ayuda de los compañeros que le “soplaban” desde el balcón.  Al final logró armar un Lomo relleno mediterráneo con papas rústicas.

Que de relleno no tenía nada. A tal punto, que cuando Euge Aquino probó el plato le dijo. “Si en tu restaurante me presentas este plato como lomo relleno yo te rechazo el plato”. Allí prácticamente la suerte de Eduardo ya estuvo echada. Sergio Vera tampoco cumplió la consigna y su lomo enrollado lo puso al borde del precipicio. Otra que pifió grande fue Karina Ruíz Díaz que también interpretó que el lomo relleno era igual a enrollado de lomo. Alex Cardozo, fue otro que mutiló el corte. Al igual que Walter Ferreira quién preparó medallones pero se las ingenió para rellenar adecuadamente las porciones y fue el único que presentó las papas con dos cocciones diferentes. El que se lució en esta prueba fue Peta Ruger y no solo porque fue el único que aplicó estrictamente la consigna sino porque su lomo relleno tenía una costra de frutos secos (pistachos y castañas de caju, entre otros) que fue elogiado fervorosamente por los miembros del jurado.

De las papas ni hablar, salvo lo mencionado respecto a Walter. Papas rústicas, papas rosti, mil hojas de papa. Nada extraordinario. Al igual que con el lomo. Al punto que Colaso en un sarcasmo poco habitual en él dijo que la única transformación que vieron fue que la carne pasó del estado crudo al de cocinado. Lejos de ese paso de lo simple a lo fantástico que pretendían ver en las elaboraciones.

En la primera prueba de la noche, los cocineros debían cocinar un plato vegano a elección. En este menester se destacaron claramente Juan Angel Villamayor y Carolina Ronquillo, quienes fueron los primeros en subir al balcón junto a Julián Endara y Waldi Riveros que se destacaron en la prueba de conocimiento.  Estos últimos, salvaron también a Regina Cabañas y Negro Riveros, respectivamente. Otros que balconearon fueron Osvaldo Villalba, Rodrigo León, Leticia Duarte y Lizzie Piñanez.

El plantel de cocineros profesionales participantes de esta temporada de MasterChef está compuesto por personas con diferentes grados de capacidad y experiencia. Hasta el momento, las eliminaciones han decantado hacia quienes tenían un perfil más débil y no hubieron sorpresas. Pero a este nivel, por cualquier lado puede saltar una liebre. Ojalá, que así sea.

Comments

comments

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *