Reñida disputa final para el MasterChef

6 agosto, 2019
Joaquín, Fernando e Isaías luciendo sus chaquetas de MasterChef. Son los candidatos que disputarán por el título. Anoche se eliminó Ricardo. Foto de la página oficial de MasterChef Paraguay.

Joaquín, Fernando e Isaías luciendo sus chaquetas de MasterChef. Son los candidatos que disputarán por el título. Anoche se eliminó Ricardo. Foto de la página oficial de MasterChef Paraguay.

Joaquín, Fernando e Isaías son los candidatos finales al título de MasterChef Paraguay 2019. Anoche se eliminó Ricardo en una jornada rica gastronómicamente, como nunca antes en las tres temporadas que lleva el programa. Llegaron los cuatro mejores y las decisiones se tomaron en base a pequeños detalles, no a grandes errores. La eliminación entre Ricardo e Isaías se realizó casi por milímetros, difícil de apreciar a través de la pantalla.

En la primera prueba, el que se salvó de la ronda eliminatoria fue Fernando. Hizo el mejor carré de cordero con guarnición de couscous. Casi todos estuvieron en el mismo nivel. Joaquín a pesar de la pinta que tenía su plato pasó directamente a la ronda de eliminación porque se olvidó de sacar todo el hilo que los cocineros utilizan para sujetar la carne de cordero a fin de que no se desamolde durante el sellado y la cocción al horno.

Al salvarse Fernando, quedaron para la ronda de eliminación Isaías, Ricardo y Joaquín que pasó directamente por el error cometido. Nunca en MasterChef compitieron por la sobrevivencia candidatos de tan buen nivel y tan parejos.  La consigna que recibieron fue cocinar un clásico de la gastronomía brasileña: feijoada. Un plato muy conocido localmente, sobre todo a través de las churrasquerías, pero que poco se replica en los otros restaurantes y menos en la cocina familiar.

La feijoada tenía que ser acompañada por farofa y por el kobe (nuestro conocido tayao). Ricardo y Joaquín alguna vez lo habían cocinado e Isaías si bien no lo hizo antes conocía el plato y podía manejarse bien. Se desempeñaron bastante bien, dentro del tiempo previsto salvo Isaías que tuvo problemas a última hora. El joven ovetense, no tenía idea de cómo preparar la farofa y el arroz se le pasó y estuvo a punto de quedarse sin esta guarnición pero zafó sobre la hora.

A la hora de la degustación del jurado, vimos que el plato de Joaquín hizo la mejor presentación. Su feijoada lucía muy bien con el agregado de que le puso unas rodajas de naranja. La decisión del jurado decía que fue el que estuvo más completo. La decisión final de la eliminación quedó entre Ricardo e Isaías. Al primero, le criticaron que faltó cocción a la feijoada y le dio a su arroz una forma que no era la más apropiada para el recipiente en que fue presentado.

Isaías también recibió varias críticas. Entre ellas, el hecho de haberle puesto aceitunas a su ensalada de Kobe y la pésima presentación general del plato. Como tuvo problemas con su arroz quedó bastante desprolija la poca cantidad que alcanzó a salvar. También puso unas rodajas de naranja para adornar su feijoada, más que nada porque copiaba a Joaquín pero no tuvo tanta delicadeza al hacerlo. Se fue Ricardo, pero con lo que se alcanzaba a ver a través de la televisión era difícil apreciar la decisión, por lo que seguramente la decisión final decantó por el sabor lo cual no se puede percibir del otro lado de la pantalla.

Lo curioso es que, de todos los que llegaron hasta la instancia de anoche, Ricardo fue el que mejor actuación tuvo en los últimos cinco programas e Isaías fue el peor de todos. Y si bien, Joaquín también estuvo en la ronda de eliminación, todavía sigue siendo el principal candidato a ganar el título de MasterChef Paraguay. En los programas finales tendrá que vérselas con Fernando, un hueso muy duro de roer, alguien meticuloso y preciso. No tan creativo ni innovador. Joaquín, es un diseñador gráfico; Fernando, chofer de grúa. Así que, creemos que dependerá de la consigna que tengan que enfrentar para ver hacia qué lado se inclinará la balanza. Si optan por la cocina contemporánea favorecerá al primero, si se deciden por la tradicional, hay más posibilidades para el segundo. Si combinan ambas tendencias será mucho más reñido.

El tercero es discordia, es Isaías. Un participante que se ha vuelto impredecible. Comenzó maravillando con sus platos, sobre todo porque se trata de un joven autodidacta que aprendió todo lo que sabe de cocina, en la casa familiar. Pero algo de sabor, tiene en la mano, que tanto atrae a los miembros del jurado. Dependerá de su concentración y equilibrio llegar a la final o al título. Hasta el momento, viene caminado por la cornisa y en consecuencia fácilmente puede caerse de uno u otro lado.

Comments

comments

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *