Histórico boicot a las tarjetas de crédito

8 junio, 2019
tarjeta

Este es afiche promocional de la protesta de los restaurantes. Hoy sábado 8 de junio y mañana domingo 9 de junio, los locales de la ARPY y el AMCHA no recibirán pagos con Visa y Mastercard.

Es la primera vez, en nuestro país, que un sector del comercio se niega a aceptar el pago con las tarjetas de crédito Visa y Mastercard. Hoy y mañana, más de un centenar de locales gastronómicos adoptarán esa medida en protesta por las comisiones que les cobran esas marcas. El Banco Central ya paró la oreja y prometió intervenir en el conflicto, que conforme a los resultados que arroje esta medida de fuerza, traerá mucha cola.

EL CONFLICTO. La Asociación de Restaurantes del Paraguay (ARPY) y la Asociación de la Movida del Centro Histórico de Asunción (AMCHA) reclaman que Visa y Mastercard bajen las comisiones que cobran por la utilización de sus tarjetas de crédito. El conflicto viene arrastrándose desde hace dos años. Por eso, decidieron que hoy sábado y mañana domingo los más de 100 locales gastronómicos que representan no acepten pagos con esas tarjetas, como medida de protesta.

Según los locales gastronómicos, Visa y Mastercard cobran comisiones que van del 4% al 7%. El tope máximo de comisiones que pueden cobrar es del 5% según las normas del Banco Central. La comisión por el uso de tarjetas de débito es del 3%.  Lo que pasa es que las procesadoras de las tarjetas retienen de la facturación de los restaurantes el 1% en concepto de IVA, 1% en concepto de Impuesto a la Renta, y un 0,5% en concepto de IVA por la operación. En consecuencia, a la mayoría de los comercios y entre ellos los restaurantes soportan un descuento del 7,5% en su facturación con tarjetas de crédito. Las retenciones de IVA y Renta pueden ser utilizadas como créditos fiscales para el pago de impuestos.

COMO LOS DEMAS. La ARPY y AMCHA piden que se aplique a los locales gastronómicos las  mismas tasas de comisiones que rigen para las estaciones de servicio, supermercados, compañías aéreas, venta de bebidas, empresas de transporte, que solo pagan del 1% al 3%. Además sostienen que la tasa tope del 5% que rige en Paraguay es la más alta que existe en la región. Incluso, existen en nuestro medio algunas marcas gastronómicas internacionales que gozan de comisiones  privilegiadas merced a acuerdos con la central de Visa y Mastercard, que rigen para todo el mundo.

Las empresas de los rubros mencionados más arriba, supermercados, estaciones de servicio, etc, tienen una tasa más baja atendiendo al volumen de ventas y a los márgenes de utilidad que obtienen. En ese sentido, se considera que en el rubro gastronómico, los márgenes de utilidad son superiores. Pero.

EPOCA DE CRISIS. Justamente, esta reclamación de ARPY y AMCHA, se realiza en momentos en que el sector gastronómico está atravesando por una crítica situación, arrastrado por el estado de nuestra economía. Sostienen que, mientras todos tienen que ajustarse los cinturones, no es posible que Visa y Mastercard, mantengan sus márgenes de ganancia, sin ofrecer una cuota de sacrificio.

En años anteriores, el pago con tarjetas representaba para los locales gastronómicos apenas el 30% de la facturación total. Hoy en día, la utilización de este medio pago alcanza a más del 90% y Visa y Mastercard dominan el 85% de esas transacciones. Casi casi toda la facturación de los restaurantes reciben los descuentos que aplican las tarjetas y esas sumas representan volúmenes importantes para el sector gastronómico.  Hay que mencionar, que actualmente en 48 horas ya se acredita a los locales gastronómicos, los montos que cobran con tarjetas de crédito y casi instantáneamente cuando se trata de tarjetas de débito.

TANTEO Y ALGO MÁS. Esta medida de protesta, que se aplicará este fin de semana, es para ver cómo reaccionan Visa y Mastercard ante el reclamo de los restauranteros. Hace dos años que la ARPY quiere negociar con los directivos de esas empresas. Visa y Mastercard, no tienen presencia directa en nuestro país y su representante es Bancard, que a la vez es la procesadora de las tarjetas. Cuando piden que bajen las comisiones, Bancard tira la pelota diciendo que eso debe decidir Visa y Mastercard y que le den tiempo para plantear el tema. Así pasaron los dos años.

Los de la ARPY y AMCHA son conscientes de que no pueden romper relaciones definitivamente con Visa y Mastercard, porque son elementos ya casi imprescindibles en su proceso de comercialización. Mientras tanto, ya generó un revuelo en la opinión pública y obligó a las autoridades del Banco Central a terciar en la cuestión cuyo presidente expresó que se van a fijar en las tasas que existen en otros países.

¿Y EL CONSUMIDOR?  En este conflicto, entre los restaurantes y las tarjetas, el más perjudicado será el consumidor, quien se verá obligado a portar efectivo o a dejar de concurrir a los locales adheridos a la medida. Debemos aclarar sin embargo, que se podrán pagar las cuentas con las otras marcas de tarjetas.

La Secretaria de Defensa del Consumidor (SEDECO) salió al paso y anunció que los restaurantes podrían ser multados si persisten en la medida de no aceptar los pagos con Visa y Mastercard. Ni corta ni perezosa la ARPY respondió a esto que el único medio legal y forzoso en nuestro país, es el guaraní en papel moneda, y que todas las otras formas de pago son optativas. En puridad de verdad, todas las medidas de fuerza tienen sus daños colaterales y esta vez afecta a los consumidores.

PERO ES HISTORICO.  En total unos cien locales gastronómicos asociados a la ARPY y al AMCHA se sumarán a la medida.  Los del Grupo5 se bajaron. Se sumaron, muchos otros locales independientes en la capital e interior del país. De todas maneras, no suman todos los que podrían sumar para conmover a Visa y Mastercard, por volumen y por facturación.  La ARPY reúne solo a 40 de los 250 buenos restaurantes que hay en Asunción. AMCHA sólo a unos 15 del centro de la ciudad. Otro sería el cantar si los cerca de 2.000 locales gastronómicos de la ciudad alzaran la voz al unísono.

Pero, esta medida no deja de ser sumamente trascendente y sobre todo osada. Es la primera vez que se plantan ante las tarjetas de crédito. Ni ARPY ni AMCHA se atreven a ir demasiado lejos, todavía. Esperaran las reacciones para decidir que paso darán próximamente. Mientras tanto, todos los comercios están abriendo los ojos, y ponen su atención en las comisiones que cobran las tarjetas de créditos.  No hace mucho, las tarjetas de crédito perdieron una importante batalla respecto a los intereses, que cobran a sus usuarios.

 

Comments

comments

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *