Tatiana metió la pata con el pato

5 diciembre, 2018
Nancy, Fernando y Vero luciendo sus chaquetas de cocineros y clasificados para disputar la final de MasterChef Paraguay, segunda temporada.

Nancy, Fernando y Vero luciendo sus chaquetas de cocineros y clasificados para disputar la final de MasterChef Paraguay, segunda temporada.

Y eso le costó anoche la eliminación del MasterChef Paraguay. Probablemente, si no hubiera ocurrido así, igual se hubiera eliminado ya que en frente tenía a los mejores candidatos para la obtención del título en esta segunda temporada: Nancy, Vero y Fernando se clasificaron para disputar las finales. Desde hace muchas semanas atrás, estos tres cocineros amateurs vienen demostrando que son los mejores dando así vigencia a una lógica casi matemática.

Volvamos a Tatiana y su metida de pata. En la prueba de eliminación quedaron Vero, Fernando y Tatiana, mientras Nancy mirada desde el balcón el desempeño de sus compañeros al ver hecho el mejor plato en el primer desafío. El desafío de la prueba eliminatoria consistió en preparar en Pato a la naranja. Un plato muy conocido de la gastronomía francesa pero no tan vigente en nuestra mesa.

Por eso, Rodolfo Angenscheidt, antes de comenzar la prueba, dio algunos tips para que los cocineros puedan afrontar mejor el desafío. Lo más importante era el punto de cocción. La carne no debía quedar seca sino jugosa casi cruda. La carne de pato es magra, no tiene grasa intramuscular y esta se concentra en la piel. Para que la pechuga tenga una mejor presentación se recomienda hacer unos cortes en la piel, sin llegar hasta la carne. Se cocina en una sartén sin aceite, primero del lado de la piel para que esta desprenda su grasa.

A Tatiana se le quemó la piel. Las imágenes no mostraron cómo. Solo se lo ve a ella tratando de raspar la quemadura con un cuchillo. Seguro fue un problema de desatención. Se trataba del ingrediente principal y ningún otro proceso era más importante que ese. El resto era preparar una guarnición para acompañar al pato. Cuando el jurado juzgó su plato trató de disfrazar el error diciendo que el pato estaba un poco dorado. “Esto está quemado, tenés que ir al oculista”, le espetó José Torrijos.

“Quería sellar bien y estaba esperando que suba la sangre para dar vuelta”, ensayo Tatiana. “Tenés que revisar”, le explicó Rodolfo. El fuego estaba muy fuerte y como el pato se come con la grasa, el sabor a quemado le pasaba a la carne. “Un plato como este no se puede presentar en un restaurante, porque te lo devuelven”, dijo Torrijos y con ello condenó a Tatiana a la eliminación.

Fernando se salvó raspando porque al igual que Tatiana presentaron guarniciones que no combinaban muy bien con el pato. Y la que mejor desempeño tuvo en la prueba de eliminación fue Vero que presentó un pato a la naranja con compotas de ciruelas y arándanos, papines y champiñones con hinojo y ajo. “Te faltó un poco de sal para que salga perfecto”, calificó Euge. Y así fue la segunda clasificada para las finales del MasterChef. El título se disputará la próxima semana entre Nancy, Vero y Fernando.

Nancy se clasificó directamente al ser la ganadora del primer desafío de anoche, que consistió en preparar el plato que el año pasado dio el título de primera MasterChef Paraguay, a María Liz Ocampos, quien fue la invitada al programa. Se trataba de un pollo envuelto en panceta con una crema de puerros y vegetales al horno, y de postre Crème brûlée con cedrón Paraguay y Yerba mate. Otra vez demostró mucha suficiencia y capacidad para reproducir recetas con el toque justo de sabor. La segunda, que hizo el mejor plato de esta prueba, fue Tatiana, quien finalmente fue la eliminada.

El programa va a llegar a su final en la próxima semana y como ya ocurrió en la primera temporada, los candidatos a ganar el título, son los que uno elegiría lógicamente viendo el desempeño de cada uno a lo largo de la temporada. Nancy fue la mejor de todas, seguida por Vero que es la más creativa y secundadas por Fernando, quien está a la pesca de los errores que puedan cometer las primeras. Y está visto que los errores se pagan caros, como en el caso de Tatiana.

Comments

comments

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *