Ni tan tan ni muy muy pero buen éxito al fin

25 octubre, 2018
Así lució anoche el Drink&More. El Centro de Convenciones Mariscal estuvo repleto de gente. Pero no llegaron a vender todas las entradas disponibles.

Así lució anoche el Drinks&More. El Centro de Convenciones Mariscal estuvo repleto de gente. Pero no llegaron a vender todas las entradas disponibles.

El local estuvo repleto. Casi no cabía un alfiler. La gente lucía contenta y satisfecha. El cierre del evento se prolongó un poco más allá del horario previsto. No hay dudas de que la segunda edición de Drinks & More fue un éxito. Es como la otra cara de la Expo Vino. Lo importante es el poder de convocatoria que existe con este tipo de eventos, sobre todo en el segmento de jóvenes y mujeres. Es probable que para el próximo año se apueste por un evento más jugado.

Drinks & More es el hermano menor de la Expo Vino. Es organizado por la CAPRO, entidad que reúne a los proveedores de bienes y servicios.  Utilizan la Expo Vino para exhibir y hacer degustar sus vinos de alta gama, sobre todo los tintos. Pero tienen en sus portafolios numerosos otros productos (bebidas y comestibles) que aprovechan para mostrar y compartir en Drinks & More. Así en este evento se reúnen los vinos blancos, rosados y espumantes, las bebidas destiladas, cervezas y las delicateses.

QUEDÓ CHICO. El Centro de Convenciones Mariscal donde se realizó el evento al final quedó chico a pesar de que la capacidad oficial del lugar es para 1.500 personas. Los organizadores habían puesto a la venta 1.200 entradas los que sumados a los invitados especiales, expositores y personal del staff completaban el límite de capacidad. Sin embargo, no se llegaron a vender todas las entradas. Ni en la venta anticipada ni en la realizada anoche en el local del evento.

Había vinos blancos, rosados y espumantes. Y también cerveza y otros tipos de bebidas alcohólicas.

Había vinos blancos, rosados y espumantes. Y también cerveza y otros tipos de bebidas alcohólicas.

COPA MULTIUSO. Siguiendo la tradición de la Expo Vino, a todos los que pagaron su entrada y también a los invitados se le entregaba una copa para la degustación de los vinos. No hubo mucha variedad en la materia, tampoco novedades que resaltar. La mayoría de los que servían espumantes lo hacían al estilo tragos, combinando con licores, frutas o especias. Hubo también ofertas de cervezas, no muchas, pero las suficientes como para satisfacer a los amantes de esta bebida. Y la copa fue un recipiente ideal.

MUCHO CHUPI POCO MORFI. Como ya ocurrió en la edición anterior, la oferta gastronómica no fue suficiente y faltó con qué acompañar la abundancia y variedad de bebida. Pero no sólo fue cuestión de cantidad, faltó también variedad. Mucho queso, jamón, embutido y aceitunas. Y alguna que otra cosas más. Como por ejemplo, el risotto con frutos de mar y el salteado de verduras con salmón y tapenade que preparó Luchef para el stand de Fresh & Frozen. Fue lo más delicioso que se pudo comer en la noche.

Cómo siempre ocurren en este tipo de eventos las mujeres y los jóvenes fueron el público mayoritario.

Como siempre ocurren en este tipo de eventos las mujeres y los jóvenes fueron el público mayoritario.

OTRO PÚBLICO. Los productos degustados anoche no estaban inscriptos en lo que se denomina Alta Gama, para los vinos y gourmet para los comestibles. La oferta estaba destinada para un público medio, medio alto, sin llegar al extremo de las delicateses y los Reserva o Gran Reserva. La evidente intención es ganar a ese público que está por debajo de los foodies y sibaritas y que también demandan por este tipo de consumo eno-gastronómico. Un público diferente al que va a una Expo Vino.

JÓVENES Y MUJERES. Y hablando de público. Siempre que se realizan este tipo de eventos la mayoría está representada por los jóvenes y mujeres. Sobre quienes la oferta gastronómica y de bebidas ejerce un fuerte poder de convocatoria. Expo Vino, Paladar, Drinks&More se han convertido también en eventos sociales. Acontecimientos en los que se quiere sentar presencia más allá del tema que los definen. Lugares donde uno se encuentra con amigos para pasar un buen momento.

UNAS SÍ OTRAS NO. No todas las importadoras que suelen presentarse en la Expo Vino estuvieron presentes en Drinks & More aunque todas están reunidas en la CAPRO. Muchas de las más importantes no se hicieron presentes teniendo en su portafolios un buen lote de productos que eran ideales para esta ocasión. Se nos ocurre, los nombres de Monalisa, London Import, Decanter, etc. Creemos que a medida que Drinks & More adquiera permanencia en el tiempo y logre afianzarse irá incorporando a más actores en el juego. En contrapartida, vimos que empresas que elaboran productos paraguayos como Fortín S.A. (Caña Fortín) y Distribuidora del Paraguay (Cerveza Sajonia y Pulp)  tomaron parte dando así un voto de confianza al evento. La mayor parte de la Expo fue con rubros importados.

UNO MÁS GRANDE. Rodrigo Rivarola, presidente de la CAPRO nos decía anoche que se encontraban muy conformes con los resultados, pese a que no habían logrado vender todas las entradas, y que las empresas presentes manifestaron su satisfacción por lo que estaban obteniendo. Incluso, alentó la idea de que la edición de Drinks & More para el 2019 iba a ser más pretenciosa ya que se buscará agrandar la exposición.

Lo más rico de la noche, risotto de frutos de mar preparado por Luchef para el stand de Fresh&Frozen.

Lo más rico de la noche, risotto de frutos de mar preparado por Luchef para el stand de Fresh&Frozen. El bar montado por Banco Atlas tuvo una nota destacada en materia de tragos.

Sopesando los pro y los contras se puede decir que la segunda versión del Drinks&More fue todo un éxito.  La concurrencia, si bien no fue la esperada, colmó las instalaciones del Centro de Convenciones Mariscal y refleja en cierto modo la aceptación de parte del público acerca de este tipo de actividades. Con la Expo Vino, la CAPRO tiene en la palma de la mano, al consumidor y amante de los vinos tintos de alta gama. Con Drinks&More está atrayendo a los que gustan más de los vinos frescos, no tan estructurados ni complicados y a quienes además gustan de cervezas y otros tipos de bebidas alcohólicas. Es como para decir “oyagarrapa”.

Comments

comments

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *