Una mezcla que va de la mano con el whisky

7 mayo, 2018
Un vaso lleno de hielo, 1/3 de Johnnie Walker Red Label y 2/3 de Schweppes Pomelo bastan para obrtener una de las combinaciones más exitosas con whisky: Red Label.

Un vaso lleno de hielo, 1/3 de Johnnie Walker Red Label y 2/3 de Schweppes Pomelo bastan para obtener una de las combinaciones más exitosas con whisky: Red Fresh.

Antes el whisky se bebía puro, tipo cowboy. Después se admitió hacerlo con hielo, sobre todo en los países cálidos. Luego el auge del Cuba Libre animó a mezclarlo con Coca Cola. Finalmente, la explosión que experimentó la coctelería consideró al whisky como una base alcohólica más. Y surgieron montones de combinaciones, y “hay mezclas que realmente funcionan”. Una de esas es Red Fresh.

Red Fresh es la combinación de Johnnie Walker Red Label y Schweppes Pomelo. Se trata del whisky escocés más vendido en el mundo que ha encontrado un acompañante ideal que convirtió a este trago en los más internacionales. Y por supuesto, también en uno de los más conocidos y preferidos en nuestro país. Por eso, Diageo, la firma que representa dicha marca organizó una celebración destinada a celebrar con los consumidores.

El encuentro tuvo lugar semanas atrás en una playa de estacionamientos en altura. La que está ubicada en  Andrade esquina O´Higgins (Auto Estación Parking) donde los invitados especiales pudieron disfrutar a sus anchas de esta bebida en un ambiente de fiesta donde el plato fuerte de la noche fue la actuación de El Cuarteto de Nos, banda de músicos uruguayos, ganadores de dos premios internacionales (Grammy Latinos) y varias nominaciones.

El servicio gastronómico estuvo a cargo de Pizza Hut y el delivery llegó ataviado de la siguiente manera a tono con la onda Red Fresh.

El servicio gastronómico estuvo a cargo de Pizza Hut y el delivery llegó ataviado de la siguiente manera a tono con la onda Red Fresh.

Los dos últimos pisos del estacionamiento fueron destinados para la gran fiesta. En el último se ubicó el escenario y un piso más abajo, una gran barra surtía de bebidas a los invitados que contaban con un espacio de sillas, sofás, pufs y mesas. Pizza Hut se encargó del servicio gastronómico mientras tanto el Dj Matías Lozano hacía de telonero a la espera de El Cuarteto de Nos.

Un vaso lleno de hielo, 1/3 parte de Johnnie Walker Red Label y 2/3 de Schweppes Pomelo es la receta para el trago. Tuvimos ocasión de probar varios y nos resultaba por demás refrescante y fácil de beber con un sabor entre dulce y amargo que no hacía perder el gusto al whisky. Servían también agua, pero el Red Fresh corría más. La concurrencia estaba plagada de jóvenes millenials (mayores de edad), ya que el target de la marca apunta a los que les guste divertirse, juntarse con amigos y disfrutar de una buena previa.

Otro aspecto de la fiesta con la que Diageo quiso agasajar a los consumidores de Red Fresh.

Otro aspecto de la fiesta con la que Diageo quiso agasajar a los consumidores de Red Fresh.

La gran aceptación de Red Fresh se debe a que el whisky Johnnie Walker Red Label tiene un sabor acentuado y repleto de carácter que se mantiene incluso al ser mezclado. Según las notas de catas tiene gustos especiados que estallan en estallan con sabores vibrantes y ahumados.

“Es una mezcla que combina whiskies ligeros de la costa este escocesa y whiskies ahumados y oscuros de la costa oeste, creando una extraordinaria profundidad de sabor. Johnnie Walker Red Label explota en el paladar con la frescura de la espuma de una ola, seguida por un estallido de especias aromáticas -canela y pimienta- cuya efervescencia se asienta en el centro de la lengua. Al paladar, se siente una dulzura frutal, como manzanas frescas o pera y notas de vainilla para después, con la firma única de Johnnie Walker, dar lugar a un final persistente y ahumado”, según expresa un indicativo de la marca.

Comments

comments

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *