Una pareja que Degusto terminó en un Cañaveral

5 marzo, 2018
María Salinas y José Torrijos, los propietarios del Takuare´e Resto y ahora del Cañaveral, Tasca y Eventos.

María Salinas y José Torrijos, los propietarios del Takuare´e Resto y ahora del Cañaveral, Tasca y Eventos.

Se han convertido en una pareja de éxito. Sentimental y comercialmente hablando. Comenzaron con lo primero, hace unos cuatro años. Y como ambos eran afines a la gastronomía decidieron, Degusto nomás, crear una empresa de catering, uno de cuyos clientes era el Hotel Dazzler para cuyos huéspedes realizaban el servicio gastronómico. Allí tomaron luego la concesión del restaurante y ahora abrieron el salón de eventos, ambos en la planta baja.

La primera vez que vimos juntos a María Salinas y José Torrijos, fue cuando este último realizaba sus cenas a ciegas con Mariela Castro Vargas en el Hotel Crowne Plaza. Torrijos pasó luego a La Yaya Gourmet y poco después junto a María creó Degusto, empresa de catering que hizo su debut con Terroir, cuando estaba ubicada sobre la calle Bélgica, allá por el 2015. En ese mismo lugar, José tenía guardado todo el equipamiento del restaurante que tenía en España y fue María quién le dio el impulso para independizarse y trabajar por cuenta propia.

Así nacieron Hirosushi primero y el Rincón de Hiro, después. Claro que para esto fue providencial el concurso del cocinero Koldo Pizarro, con quién Torrijos coincidió trabajando en La Yaya Gourmet. Quizás por tener la misma nacionalidad, ambos son españoles, llegaron a consolidar una alianza profesional que ya ha dado sus frutos, desde la época en que Hirosushi comenzó a deslumbrar con sus innovadoras combinaciones de cocina japonesa y española.

Un instante de la inauguración del nuevo salón de eventos ubicado en el Hotel Dazzler que deja ver parte de la infraestura que tiene.

Un instante de la inauguración del nuevo salón de eventos ubicado en el Hotel Dazzler que deja ver parte de la infraestructura que tiene.

Mientras tanto, María Salinas llevaba adelante Degusto y en uno de sus trabajos enganchó un servicio para el Hotel Dazzler que ya se había habilitado para recibir huéspedes pero que no tenía servicio gastronómico. Al primer trabajo siguió otro y otro y pronto se hicieron cargo del servicio de Alimentos y Bedidas e inmediatamente recibieron la oferta para llevar adelante el restaurante que estaba planeado en la planta baja. A mediados del año pasado, inauguraron Takuare’e un restaurante homenaje a la caña dulce paraguaya, que viene desempeñándose con bastante suceso.

“Nos tiramos a una pileta sin agua”, nos decía en aquel entonces María Salinas al comentarnos que tuvieron que arañar las paredes para obtener financiamiento. María siempre se encargaba de la parte administrativa y José de la cocina. Ella hoy día es la gerente general de la empresa que tiene a su cargo los negocios de la pareja. El hecho es que ahora ellos están a cargo del salón de eventos del Hotel Dazzler. Y la semana pasada se realizó la inauguración oficial con un gran evento que congregó a invitados especiales y amigos.

Cañaveral, tasca y eventos, se llama el nuevo local que es un salón previsto para la realización  de actividades sociales y empresariales que cuenta con un espacio para 500 personas. Se encuentra en la planta baja del Hotel Dazzler, al otro lado del restaurante Takuare’e pero unidos en la parte del fondo por donde se hace una comunicación con el sector de cocinas de manera que ambos ambientes usufructúan la misma infraestructura gastronómica.

Lo de Cañaveral es para seguir con la misma onda de Takuare’e aunque en la ambientación ya no se trata de hacer un homenaje a la caña dulce. Por lo menos, la decoración realizada el día de la inauguración oficial nada de eso dejaba entrever. El salón más bien adopta un estilo industrial, pues deja ver los materiales utilizados en la construcción y además las instalaciones de servicio y de aire acondicionado están a la vista. El piso es una mezcla de cemento y cerámica. Mantuvieron la altura original del techo y las grandes columnas de cemento fueron recubiertas con madera, en un estilo rústico. Apelaron también al uso de espejos y cortinas para cubrir las inmensas paredes del lugar que dejan los ladrillos a la vista.

IMG_2129

El día de la inauguración los asistentes pudieron disfrutar de un coctel que incluía una mesa de quesos, jamones y  embutidos, otra de tapas y finos bocaditos servidos en bandeja. Siguió una degustación de platillos calientes, muy al estilo de Takuare’e con profusión de productos de mar. Para beber había cava, vinos, tragos, agua y gaseosas. Y una mesa de postres y bombones. El catering para el salón de eventos estará a cargo de Takuare’e restaurante que incluye banquetes, cocteles, almuerzos, café continuo, coffee break etc.

Los eventos podrán realizarse en cualquier horario y comprende desde lanzamientos, congresos, cursos, charlas, fiestas empresariales y temáticas en fechas especiales, cócteles, cumpleaños, bodas, 15 años, aniversarios, entre otros.  A esto se suma que con el alquiler del salón ya viene incluido el servicio de alquiler de sillas, mesas, vajillas, mantelería, servicio de mozo y equipo audiovisual.

Y para terminar con lo bien que le está yendo a la pareja, José Torrijos integra el jurado de MasterChef Paraguay.

Comments

comments

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *