Con aires de New York llega Novecento

14 diciembre, 2017
Novecento en Plaza Moiety. El edificio imita a los Soho neorquino, con sus ventanas asimétricas, sus ladrillos a la vista y la infaltable escalera de incendios.

Novecento en Plaza Moiety. El edificio imita a los Soho neoyorquino, con sus ventanas asimétricas, sus ladrillos a la vista y la infaltable escalera de incendios.

Se trata de un bistró argentino que nació en la capital del mundo cuando emergía el barrio de Soho. Pronto adquirió fama y llegó al éxito y de allí pasó a la Madre Patria (Argentina no España) y se difundió varias ciudades y otros países conservando su estilo clásico de cocina y de ambientación. Desde diciembre se instaló en Asunción, en Plaza Moiety, con un local, que es el que más se asemeja al original, que está en Nueva York.

Novecento está a la entrada de Plaza Moiety. Ocupa uno de los espacios que da frente a la avenida Aviadores. A la izquierda de la entrada se levanta un “pequeño edificio” similares a los que abundan en el Soho neoyorquino. Ventanales asimétricos, ladrillos a la vista y la infaltable escalera de incendio metálica desplegable. Los conocemos de memoria… por las series de televisión y numerosas obras cinematográficas.

Parece una postal antigua. El ambiente recrea la época de los años 50. Se trata de un bistró argentino con influencias de la cocina internacional.

Parece una postal antigua. El ambiente recrea la época de los años 50. Se trata de un bistró argentino con influencias de la cocina internacional.

Su interior recoge las normativas de la franquicia. “Nos muestra el sello inconfundible de la cadena, remontándonos a las épocas doradas del Nueva York de los años 50 con un estilo clásico y elegante y detalles de decoración que nos invitan a viajar en el tiempo”, describe puntillosamente el material de prensa que nos entregaron en un coctel de presentación del restaurante. Pisos, mesas y sillas de madera, a las que incluso se les opacó el brillo para darle un toque “antiguo”, toque que también se aprecia en los apliques y lámparas del local. Cuadros y fotos de otras épocas, en fin, una ambientación que si no fuera porque es la expresión de un estilo buscado, podría calificarse de demodé.

A la hora de describir la oferta gastronómica, recurrimos nuevamente a la gacetilla de prensa. “Su carta con indiscutible impronta argentina sumada a sus platos de cocina internacional e influencia europea, más sus creaciones signature (platos que encontrarás en cualquier Novecento que visites), convirtieron a esta marca en un clásico, un concepto, una experiencia que enaltece los sentidos y los verdaderos sabores de una cocina pensada para el disfrute total”.

Bajando a tierra, eso significa que podemos encontrar en el menú empanaditas salteñas y humitas para la previa o unas mollejas tiernizadas, un tartar de salmón o provolone al grill entre las entradas. Y para los platos de fondos se ofrecen desde un Salmón Papillote o un Lenguado Grillado hasta un Bife de Chorizo pasando por un Matambrito grillado y las infaltables milangas, de ternera, pollo, napolitana o a caballo. No podrían faltar las pastas en sus más diversas funciones y un risotto trufado con ragout de hongos. Hay ensaladas y los postres también bastante clásicos, tiramisú, Crême Brûlée, Flan Casero, panqueques y degustación de quesos y dulces.

Los detalles de los muebles, las lámparas, los apliques, los candelabros, y las fotos y cuadros de las paredes, todo trata de situarnos en otra época.

Los detalles de los muebles, las lámparas, los apliques, los candelabros, y las fotos y cuadros de las paredes, todo trata de situarnos en otra época.

La chef ejecutivo del restaurante es la argentina Marcia Rodríguez, una conocida de nuestro ambiente gastronómico ya que anteriormente se estuvo desempeñando como principal responsable del restaurante peruano Dos Mares. Marcia asegura que en la propuesta de Novecento caracterizada como una propuesta de la cocina argentina y contemporánea siempre “se podrá encontrar el sello inconfundible de la cocina de autor”.

Otra vez nos auxilia el material de prensa para completar esta visión. “Lo que ofrece Novecento es completo, con variedad de productos locales, del mercado y de estación, lo que facilita a la hora de crear y abriendo un abanico de posibilidades siguiendo las tendencias o recreando platos consagrados. Un estilo de cocina joven y descontracturada, con un espacio para la familia, los amigos o noche romántica de pareja, donde los sabores caseros y un ambiente único son motivos de encuentro. Es la mejor opción para aquellos que estén buscando un lugar casual y elegante con un estilo de Bistró Europeo, sin dejar sus influencias latinoamericanas”.

La fachada del lugar es casi una copia fiel del Novecento de la ciudad de New York.

La fachada del lugar es casi una copia fiel del Novecento de la ciudad de New York.

El primer Novecento abrió sus puertas en 1991 y pronto se convirtió en un ícono. Después de New York, se expandió a la Argentina, donde en 1996 inaugura su primer local en el barrio Las Cañitas.  Al año siguiente, inauguró su sede en Punta del Este, para atender en la temporada de verano. Y en 1999 la marca se extiende a Córdoba, la ciudad natal de su dueño. Actualmente, tiene locales en México DF, Montevideo y varios restaurantes en la ciudad de Miami.

Novecento Asunción, abrió silenciosamente sus puertas el pasado 1º de diciembre y desde entonces ha tenido buena concurrencia. Abre de lunes a domingo desde las 12:00 hasta las 01:00 am. Tiene capacidad para 70 personas sentadas, dentro del salón, pero en el futuro ampliará su capacidad a 140 personas cuando hagan uso de la extensa terraza que poseen. El restaurante es propiedad de Adriana Valdovinos y Carlos Ramírez, quiénes son dueños de los locales gastronómicos Dos Mares y Sushiclub.

Comments

comments

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *