Hacia dónde van los restaurantes en la era digital

23 noviembre, 2017

Restaurante TECHLos restaurantes del futuro no van a recurrir a robots o drones pero sí a las nuevas tecnologías. Cosas como la gastronomía móvil, pantallas táctiles, propina digital tienden a imponerse en un ambiente donde la cocina no será el factor más importante y los restauranteros tendrán que convertirse en empresarios especializados y el cliente va estar en el centro de todo. Un evento realizado en España desgranó todos esos puntos.

El pasado 20 de noviembre se realizó en el Basque Culinary Center, San Sebastián (España), un seminario sobre el tema “El restaurante en la era digital”, del que participaron expertos, de ese país, en tecnología y del sector de la restauración. Entre los más célebres y conocidos se puede citar a Ferrán Adrià, fundador del Bulli y presidente del Bulli Foundation y Diego Coquillat uno de los más entendidos en materia de marketing y aplicación de las nuevas tecnologías en los restaurantes. El Basque Culinary Center es actualmente uno de los centros de enseñanza e investigación gastronómica más importantes del mundo.

Los temas principales abordados en la oportunidad fueron: ¿Cómo está revolucionando la era digital la experiencia de usuario en los restaurantes? ¿Qué futuro espera a los restaurantes en la era digital? ¿Cómo ha evolucionado y evolucionará la experiencia de usuario gracias a las nuevas tecnologías? ¿Qué negocios están preparados para las necesidades de los próximos 5 – 10 años?

Ferrán Adrià fue uno de los primeros ponentes y planteó el concepto de que “la cocina es el cuarto motivo por lo que un usuario elige un restaurante, por detrás del recibimiento, el espacio y la experiencia”. Decía que actualmente, la gran dificultad es que no hay nadie capaz de dar una fórmula de éxito. “Por eso hay que ser creativo en todo- remarcaba el chef– el problema de los restauradores hoy es que no tienen capacidad de sorpresa”.

Hay un hecho diferencial brutal –afirmó – hoy, ya se empieza a hablar de empresa y de modelo de negocio. Antes esto no existía, solo se hablaba de cocina.” En la industria el 90% de los restaurantes se cierran debido a una mala gestión, y solo en un 1% de la restauración hay un control presupuestario. La gran mayoría de los restaurantes son pymes o micro empresas. “Hoy hay tanta oferta que no es suficiente con ser bueno. La única opción que tenemos es formarnos como empresarios”, dijo.

El famoso chef español señaló que los profesionales del sector deben apoyarse en la tecnología para tratar de adquirir mayor capacidad como empresarios. “No puede ser que seamos líderes y paradigma en gastronomía o en turismo, y no lo seamos en esto. El éxito del restaurante en la era digital pasa por la gestión profesional”, aseveró.

Aquí entra a tallar el tema La Restauración 4.0, que define más o menos lo que será el restaurante del futuro y que no es otra cosa que la utilización de las nuevas tendencias tecnologías en el sector gastronómico. Este es un tema que Diego Coquillat, también español domina a la perfección. Y hacia dónde nos lleva este proceso de digitalización. Según Diego camina hacia una restauración, que será básicamente más inteligente y conectada.

“La relación entre los restaurantes y los clientes se ha digitalizado. La puerta del restaurante no es de madera ni de cristal, es digital. Antes reservábamos, pedíamos, comíamos, y pagábamos. Ahora hacemos lo mismo, pero sin la necesidad de tener que acudir al restaurante. Y es que la gastronomía en movimiento cada vez tendrá más peso en un futuro. En el último año hubo 73 millones de entregas a domicilio. El restaurante del futuro ya no tiene limitación física, no se puede hablar de metros cuadrados. Los motoristas de entrega a domicilio se están convirtiendo en los camareros de la era digital”. Resumimos sus expresiones.

“La relación entre cliente y cocinero comienza con una recomendación. El prestigio digital se consigue con los tuits o post en redes sociales de los comensales, que cuentan a futuros comensales detalles sobre el restaurante. Dejar 5 euros o 50 en el platillo tras pagar la cuenta ya no es tan importante para un restaurante como que el cliente deje un agradecimiento digital”. Eso es lo que el experto llama la propina digital. “El 60% de la gente deja una opinión y las opiniones son el segundo factor que más influye a la hora de reservar”, expresó.

“¿Alguien sabe más sobre mis gustos gastronómicos que Facebook?”. Es otra de las preguntas que lanzaba Coquillat para plantear la importancia del big data en el restaurante del futuro. Y es que, si todos esos datos pueden ser interpretados, se podrá ofrecer al comensal un servicio mucho más personalizado del que hasta ahora conocemos. El objetivo es, en palabras de Coquillat, “personalizar la experiencia y hacer sentir único al cliente”.

Fuentes:

Comments

comments

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *