Suspendieron las actividades del bar Long Beach

29 abril, 2017

entrada principal
La Municipalidad de la Capital resolvió suspender las actividades del bar Long Beach ubicado sobre De Gaulle casi Las Palmeras. Debido a que no cumple con varios requisitos exigidos para el funcionamiento de locales gastronómicas. Y sobre todo a la presión que ejercen los vecinos de la zona que ya forzaron a la suspensión de obras del Food Park que se estaba construyendo en la misma dirección.

El citado local se habilitó hace poco más de un año y desde el inicio de sus actividades atrajo una gran cantidad de clientes que en los fines de semana se manifestaba por la gran cantidad de vehículos que se estacionaban por los alrededores. Esa fue la primera circunstancia que molestó a los vecinos, ya que como ocurre en este tipo de situaciones existen automovilistas que cierran el acceso a las casas y viviendas particulares.

Long Beach es un bar con onda playera y llamaba mucho la atención por el contraste que ejercía metido en medio de viviendas y residencias. Como todo local de este estilo, la música es un elemento muy importante para su ambientación. Y fue el sonido otro de los factores que cuestionaron las familias que viven en los alrededores y sobre todo los vecinos inmediatos, uno de los cuales tuvo que mudarse incluso por las molestias, según las denuncias que recibimos.

A raíz de las quejas vecinales, la Municipalidad de Asunción tomó intervención en el caso y primeramente notificaron a los representantes del local y finalmente el jueves, el intendente municipal, Mario Ferreiro dictó una resolución por la que se ordenaba la suspensión de actividades. Los funcionarios de la Comuna, ese mismo día colocaron  un precinto en la entrada del local para notificar esa situación. Sin embargo, anoche viernes, el citado local violando esa determinación abrió sus puertas lo que obligó nuevamente a una intervención municipal.

En conversación con el ingeniero Carlos Halke, Director de Obras Particulares de la Municipalidad de Asunción nos informaron de las causas por las cuáles se tomaron la medida. En primer lugar, carece de aprobación de planos. Correspondiente al inmueble se presentó y se aprobó un plano para la construcción de una vivienda unifamiliar con un pequeño negocio enfrente. Sin embargo, acotó Halke, la construcción que finalmente se llevó a cabo no corresponde a los planos presentados.

El local Long Beach carece de patente comercial y de la habilitación correspondiente que le autorice a operar como el local gastronómico que es. El funcionario municipal también nos informó que no cumple con las medidas de seguridad para prevención de incendios, máxime teniendo que en su construcción abunda la utilización de materiales inflamables.  Por último, también carecen del aislamiento acústico.

Finalmente, falta determinar si Long Beach se encuentra ubicado en una zona urbana que permita  la instalación de locales semejantes. Los vecinos insisten que se trata de una zona residencial y que las normas municipales no autorizan  su funcionamiento. Cuando consultamos con el ingeniero Halke porque la intervención municipal demoró tanto teniendo en cuenta que ese negocio estaba en funcionamiento desde hace más de un año, admitió que en gran parte se debía a la presión que ejercían los vecinos y al hecho de que la Municipalidad de Asunción tiene infinidad de problemas que tiene que resolver y que es difícil responder en tiempo a todas las demandas.

Comments

comments

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *