Luigi Bosca y Sheraton se alían en cena maridaje

10 noviembre, 2016

Sheraton & Luigi Bosca elomnivoro (3)La conocida bodega argentina Luigi Bosca junto al restaurante del Hotel Sheraton está programando una cena maridaje para el próximo 18 de noviembre, en la cual cada uno de ellos ofrecerá aspectos novedosos de sus respectivos quehaceres. Luigi Bosca presentará variedades diferentes a las que comúnmente conocemos mientras que la cocina del hotel preparará platos con influencias peruanas y otras tendencias que no son comunes encontrar en las cenas maridajes.

Comencemos primero por detallar el menú que será servido en la ocasión así como el maridaje propuesto:
Bienvenida
Mantequilla de ají panca y grisines
Maridaje: Luigi Bosca Riesling. Las Compuertas

Primer paso
Tartar de salmón palteado
Maridaje: Luigi Bosca Riesling. Las Compuertas

Segundo paso
Ensalada tibia de quinua con vegetales de estación al horno, queso azul y aderezo verde
Maridaje: Luigi Bosca Sauvignon Blanc

Tercer paso
Suave curry de cordero acompañado de arroz aromatizado al coco y capi´i cedrón
Maridaje: Luigi Bosca Syrah

Cuarto paso
Frutas asadas, membrillo y helado
Maridaje: Luigi Bosca Gewurztraminer. Selección de Granos Nobles

Oscar Olivera, sommelier de la firma AJ Vierci, encargado de la selección de los vinos Luigi Bosca informó que están queriendo dar un poco más de énfasis a las variedades que son poco consumidas por la clientela local, muchas veces porque carecen de información. “Nuestra misión es comunicar”, nos dijo.  Casi en el mismo sentido, Juan José Brítez, jefe de la cocina del Sheraton menciona que la intención es ser diferente, salir de lo normal pero no caer en lo exótico. Ambos suelen interactuar mucho con la clientela que asiste a estos eventos tratando de explicar la intención con la que ofrecen sus productos.

Sheraton & Luigi Bosca elomnivoro (1)

Un tartar de salmón palteado. Una especie de ceviche con una crema de aguacate y cilantro. Un plato que tiene su ascendencia en varias cocinas del continente.

De entrada nomás en la Bienvenida se ofrece una mantequilla de ají panca, un ingrediente de la cocina peruana que el chef Juan José trajo de su reciente visita al Perú. En el primer paso de la cena aparece un tartar de salmón palteado, una especie de ceviche con una crema de palta y cilantro con influencias peruanas y mejicanas ya que el preparado tiene mucha similitud con el guacamole. El Riesling, propuesto para el acompañamiento de ambos platos tiene buena estructura y gran volumen, con acidez refrescante y un final afrutado prolongado. Su entrada en boca es redonda y con cremosidad, comenta el sommelier.

En el segundo paso aparece una Ensalada tibia de quinua con vegetales de estación al horno, queso azul y aderezo. Otro legado de la gastronomía peruana a la que el chef del Sheraton acude por primera vez para no presentar una ensalada o recurrir al risotto. “Pensé también en algo vegetariano”, nos comentó. Aquí el maridaje propuesto es un Luigi Bosca Sauvignon Blanc, también un vino blanco, suave, pero de mayor intensidad. “En el paladar se expresa vivaz, franco y limpio; con pungencia y una grata acidez que suma frescura. Es un blanco fino, muy puro, limpio y definido, con largo final y volumen para maridar con comidas acordes”, según expresa el sommelier en sus notas de cata.

Para el siguiente plato se tiene previsto un Suave curry de cordero acompañado de arroz aromatizado al coco y capi’i cedrón. Aquí se recurre al cordero para no ofrecer otra vez vacuno, pollo o pescado y se lo prepara con un suave curry. Y para dar un toque diferente y nacional al conjunto se aromatiza el arroz con coco y cedrón capi’i.  Recurrimos nuevamente aquí a las notas del sommelier para describir el Luigi Bosca Shyraz, elegido para el maridaje: En el paladar es intenso; con sabores especiados y a frutos negros, muy buen cuerpo y estructura, con textura tersa y sedosa. Criada en barricas de roble. Tiene muy buen volumen de boca, taninos firmes, un paladar carnoso y consistente, y un final largo que persiste.

El último paso que corresponde al postre: Frutas asadas, membrillo y helado. Irá acompañado por un Luigi Bosca Gewürztraminer  Selección de Granos Nobles. Lo primero que nos llama la atención del comentario del sommelier es que el vino es de un amplio recuerdo y profundidad en el paladar. Sus sabores remiten a la miel, néctar y bergamota. Un vino dulce cuya grata acidez lo hace ágil y fresco. De textura amplia y sedosa.

Como puede notarse, la cena maridaje realiza una propuesta poco convencional expuesta a sabores y texturas diferentes que invitan a una experiencia sensorial. Cuando le preguntamos al chef cómo calificaría la propuesta, declinó dar una respuesta y dejó que el comensal juzgue la propuesta. “Nosotros solo somos unos guías. El público dirá como es de acuerdo a sus gustos”, nos dijo finalmente. El costo por persona es de 160.000 guaraníes.

Comments

comments

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *