Frutika desea entrar al ruedo de las aguas Premium

9 noviembre, 2016
Srita Cristina Kress Frutika elomnivoro

Cristiana Kress, la joven directora ejecutiva de Frutika exhibiendo las botellas de agua mineral Génesis.

Aquí el agua es tan abundante que a veces provoca grandes inundaciones. Los ríos y arroyos que atraviesan al país lo convierten en un terreno muy fértil. Tenemos una de las mayores reservas de agua potable del planeta. Ahora también tenemos un agua mineral natural que quiere llegar a ubicarse entre las mejores del mundo, algunas de las cuales ya están presentes en nuestro mercado. Frutika, con su agua Génesis quiere incorporarse en ese mundo a caballo de la calidad de su producto.

Entre Ciudad del Este y Encarnación, donde está la colonia Kressburgo, en el km. 150 de la ruta VI, en medio de las inmensas plantaciones de cítricos, la empresa Frutika cavó un pozo que tiene 1.000 metros de profundidad horadando un basalto volcánico, de donde extraen unos 9 mil litros por hora de agua mineral natural, que luego de un proceso de envasado es puesto a la venta al público. Es decir no recibe ningún tratamiento para mineralizarla. Es una de las pocas aguas de esa naturaleza, producida en el país, que se comercializa en nuestro mercado.

“La diferencia es que aparte de ser mineral natural tiene un pH8, es súper alcalino”, nos dijo Cristina Kress directora ejecutiva y CEO de Frutika. “Sirve para hidratar el cuerpo tres veces más que las aguas comunes y uno puede mirar en Google todos los beneficios que tiene un agua así”, agregó. Efectivamente hay contenidos que hablan incluso de que protegen contra el cáncer debido a que esta enfermedad se desarrolla más en ambientes ácidos antes que alcalinos.

Pero hay que reconocer que estos efectos no están aun científicamente comprobados por lo tanto también hay contenidos en internet que hablan de lo contrario.  El pH es una de las pruebas más comunes para conocer parte de la calidad del agua. El pH indica la acidez o alcalinidad. Las mediciones de pH se ejecutan en una escala de 0 a 14, con 7.0 considerado neutro. Las soluciones con un pH inferior a 7.0 se consideran ácidos. Las soluciones con un pH por encima de 7.0, hasta 14.0 se consideran bases o alcalinos. Todos los organismos están sujetos a la cantidad de acidez del agua y funcionan mejor dentro de un rango determinado.

“Acá hay muchos médicos que sugieren tomar este tipo de agua para neutralizar un poco todo el cuerpo porque suele ser  muy ácido, debido al consumo de productos como la leche, el azúcar, la carne. Eso acidifica mucho el cuerpo y el agua alcalina neutraliza y protege las células, hasta contra el cáncer”, asegura Cristina.

El agua Génesis quiere entrar en un concurso con las mejores aguas del mundo, donde sumilleres de agua elijen a las mejores. Cristina cree que tienen todas las condiciones para competir en ese campo: “Analizamos tanto nacional como internacionalmente el agua en laboratorios de Alemania y Argentina para confirmar los rangos y especificaciones de sus minerales y demás valores”, nos asegura con confianza.

El mercado del agua mineral en nuestro país ha crecido exponencialmente en los últimos años y existe una gran proliferación de marcas. Incluso las principales marcas mundiales ya tienen presencia aquí como son los casos de Evian (Francia), San Pellegrino (Italia), que también son aguas minerales naturales y con alto grado de alcalinidad. Frutika cubre el mercado nacional pero su presencia en los supermercados se ve muy limitada por la presencia de otras marcas, sobre todo las multinacionales. “Queremos llegar a todo Paraguay y estamos queriendo exportar, ya nos dieron luz verde”, aclara nuestra entrevistada. Actualmente Frutika ingresó con sus jugos a los mercados de Corea del Sur, Taiwan, China, Uruguay y Chile y detrás de esos productos también quieren introducir el agua mineral Génesis.

El agua de Frutika tiene muy bajo contenido de minerales, sobre todo bajo en sodio y alto grado de alcalinidad. Químicamente no se le agrega nada aunque debe pasar por un proceso de filtrado para sacar la arena que arrastra. “Es sacar del pozo y envasar”, al decir de Cristina. El módulo industrial construido para tal efecto está acorde a la producción del pozo. Esta fábrica está en proceso de certificación de inocuidad e higiene de alimentos por el organismo denominado NSF.

“Además de la certificación de calidad industrial estamos completando una larga lista de requerimientos para obtener el sello de la Sociedad de Finas Aguas Mundiales, cuyas aguas son evaluadas por sommeliers internacionales de aguas y hasta compiten unas con otras entrando a un círculo de mejores aguas del mundo según sus categorías, origen y bondades”, según la directora de Frutika.

El agua Génesis viene en envase de plástico en 500 ml, un litro y dos litros, cuyos precios son: 1.750, 2.250 y 2.500 guaraníes respectivamente. “Es más barato que las demás mineralizadas que existen en el mercado y tiene el diferencial de que es Premium. Eso queremos darle al público, para que todos puedan tomar y que sienta el beneficio que dicen que tiene”, nos comenta. Cristina reconoce que un agua que la que ofrecen merece una botella de vidrio, pero el tema requiere de toda una logística especial y no quieren encarecer el producto.

La empresa siempre tuvo el deseo de envasar agua mineral porque completa el portafolio de las bebidas naturales que ofrece. Tenían previsto encontrar agua a los 700 metros de profundidad, pero la perforación tuvo que continuar hasta los 1.080 metros hasta alcanzar la napa que actualmente está produciendo alrededor de 10 mil litros por hora. El proyecto tuvo un costo de un millón de dólares.

Comments

comments

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *