“El restaurante no era lo mío”

15 julio, 2016

Fio Migliore 2Después de mucho tiempo nos reencontramos con Fiorella Migliore y fue inevitable recordar sus tiempos en Be Okay, que allá a comienzos del 2014 se convirtió en una especie de adalid de la cocina crudi vegana e inició el camino que muchos siguieron posteriormente. “Be Okay es un hijito mío pero el trabajo de un restaurante no es para mí. Lo mío es comunicar” nos explica. Ahora trabaja para una fundación que tiene muchos vínculos con la gastronomía.

“Be Okay está conmigo. Yo soy Be Okay por lo que significa, no por lo que es el emprendimiento. Be Okay fue creado por una chispa, que es la que me mueve a mi cada mañana. Esa chispa me acompaña pero estoy continuando con un plan que va más allá de un emprendimiento. Es algo más grande que nosotros mismos que es la conciencia”, nos dice Fio con su acostumbrado lenguaje casi metafísico.

Be Okay es un hijito mío pero el trabajo de un restaurante no es para mí.

Hace más de un año Fiorella se desligó de Be Okay. Y ello supuso una doble ruptura. El restaurante lo había creado junto con su novio. Primero rompió con él y posteriormente se desligó de la sociedad. Be Okay ya no tiene aquel pintoresco local donde se inició en Hassler y Cruz del Chaco. Hoy funciona en el patio de comidas del Paseo La Galería.  “Le deseo toda la suerte del mundo”, nos dice con un dejo de nostalgia.

En una nota que le hicimos en el 2014, Fiorella nos contó que la lectura del libro EL ELEMENTO de Ken Robinson, le cambió la vida. “Descubrí que soy comunicadora”, nos dijo. Explicó que sentía la necesidad de comunicar acerca de la necesidad de una toma de conciencia sobre la calidad de la alimentación y así creó su restaurante con su especial tendencia acerca de los platos y las bebidas.

“Yo estoy acá de la mañana hasta la noche, corriendo como una loca, pero feliz de la vida”, nos decía en aquel entonces pero tal vez no dimensionó en su momento lo absorbente y desgastante que es la tarea gastronómica.

Cuando dejó atrás Be Okay, Fiorella se interesó en ser bloguera. Creo un sitio bastante interesante dónde escribía acerca de los mismos temas que quiso transmitir con su restaurante. “Quería vivir, viajar por el mundo”, pero pronto se dio cuenta que para ser bloguera debía estar todo el día encima de la computadora. “Me llevaba 10 horas escribir un artículo, porque eran muy profundos. Eso me alejaba de todo, metida todo el día en la cueva y eso era imposible”, comenta.

“Trabaje a full durante un mes, cargué muchísimas recetas, muchísima información y me dije que era mejor utilizar las 10 horas que empleaba redactando un artículo en escribir manuales o libros para la fundación”. Se refería a la Fundación Proinso de la que era anteriormente socia pero de la cual actualmente es una de las directoras.  La Fundación Proinso nació el 15 de Agosto del 2013, organización social sin fines de lucro que busca dar un nuevo significado a los sectores empresariales, apoyando activamente el crecimiento de comunidades para obtener así una mejora permanente, en armonía con la madre tierra, de la calidad de vida de todos sus habitantes.

¿Qué cosas respecto a gastronomía haces en la fundación?

Ahora mismo estoy desarrollando manuales para el programa Vida Consciente. Talleres de alimentación y allí estoy con todo el tema de los fermentos saludables. Un taller de jugos verdes, con todas las explicaciones y beneficios, otro taller que es panes con masa madre, también uno acerca de los beneficios a la transición de la nueva alimentación, sustituyendo los alimentos de origen animal por los de origen vegetal. Hay un taller de alimentación para niños y después hay un taller de alimentos deshidratados, porque nosotros con la fundación estamos fabricando deshidratadores industriales para llevar a los barrios marginados. Y allí podrán deshidratar sus alimentos para conservar y comercializar. Estoy preparando recetas también para esas cosas.

Después también está Green Flash que es una empresa social, que la fundación sustenta. Todos los días mandamos más de 150 deliverys de almuerzo, alimentos 100 por ciento de origen vegetal y eso es toda una logística que hay que ir asesorando día a día, revisando que marketing, administración, compras, etc. Tenemos un equipo de cocina genial, hay equipo de administración y hay equipo de ventas. Yo estoy como asesorando, acompañando. Es como estar aplicando todo lo que aprendí con Be Okay, pero ahora con un gran equipo.

Comments

comments

COMENTARIOS

  1. Elisa dice:

    Green Flash es una empresa social? Para los ricos o que? Super caro es todo.

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *