Trivento quiere imponer aquí su sello de calidad

20 junio, 2016
ExpoVino Primera Noche (3)

Rafael Miranda, enólogo de Bodegas Trivento, exhibiendo una de las etiquetas de la marca, durante la Expo Vino en uno de los stand de London Import.

Hace unos años, esta bodega argentina de matriz chilena, dio un vuelco a su producción. Comenzó a producir vinos de alta gama que poco a poco fueron conquistando mercados internacionales. Presente en nuestro mercado desde hace más de una década, ahora lo hace a caballo de etiquetas que llegaron a ganar premios y elevados puntajes en la consideración de la crítica especializada.

Con motivo de la realización de la Expo Vino, estuvo en nuestro país Rafael Miranda, enólogo principal de Bodegas Trivento, Argentina, representado en Paraguay por London Import. Es una empresa del Grupo Concha y Toro, una multinacional de origen chileno que se estableció desde 1996 en la ciudad de Mendoza, con la idea de producir vinos argentinos. En estos 20 años Trivento se convirtió en el cuarto exportador a nivel mundial. Abastece a más de 100 mercados en todo el mundo y actualmente es una de las más grandes del vecino país, con una producción de 23 millones de litros por año.

“Hace 10 años se decidió dar un vuelco a la imagen de la compañía para elaborar vinos de altísima gama ya que teníamos los recursos humanos, la tecnología y la capacidad. Y en eso estamos enfocados. En el año 2008 se construyó una bodega específica para la producción de los vinos de alta gama, separada de la operación de los demás vinos”, nos recordaba Rafael haciendo alusión a la historia reciente de la bodega.

Trivento produce también vinos para todos los segmentos, los varietales y fueron los de más baja gama las que se conocieron con mayor amplitud en nuestro país. “El objetivo principal es mostrar al consumidor paraguayo que Trivento produce también vinos de alta gama y que está bien ubicado en ese segmento”, señaló nuestro interlocutor.

Explicó que la bodega realizó una gran inversión para dar esa vuelta de rosca en la imagen que tenía. Comenzó por trabajar en los viñedos porque la materia prima es fundamental. “Invertimos en tierras que sabemos que pueden producir uvas de calidad y en uvas excelentes y después nos enfocamos en un sector de elaboración que respete la calidad en la que estábamos invirtiendo desde un principio”, dijo más adelante.

“Así es que hoy, contamos con instalaciones específicas para hacer el Trivento de oro, Golden Reseve y Amado Sur y la verdad es que estamos felices porque podemos dar un plus de calidad a eso que ya tenemos”, agregó.  Renovaron todas las instalaciones de vinificación a fin de obtener un proceso de recepción y selección de uvas de mayor calidad. Luego mejoraron también el sector de almacenaje y conservación instalándose tanques de menores tamaños para poder trabajar cada lote de uva separadamente y con la calidad adecuada.

Para hacer bien el trabajo había que tener una instalación de fermentación y conservación acorde para lo cual se hizo una nave con vasijas de fermentación y siguen innovando ya que este año incorporarán fudres de 5 mil litros “lo cual es una gran innovación porque nos da mayor capacidad de maderización de vinos”, siguió diciendo Rafael Miranda.

En Trivento trabajan con muchas variedades de uvas pero el fuerte es el malbec sobre todo en los vinos de alta gama, pero en la línea Golden elaboran vinos con el malbec, shiraz, cabernet, chardonnay, cabernet franc. “Trabajamos individualmente cada variedad, el único blend es Amado Sur, malbec, shiraz y bonarda donde predomina el malbec en un 70 a 80 por ciento, pero lo vendemos como un blend, un vino diferente a los otros”.

“Hemos crecido mucho en la implantación de cultivos de altura, al pie de la cordillera de los Andes y eso nos permite obtener muy buenos chardonnay muy buenos sauvignon blanc que son diferentes a los vinos que pueden ofrecer de esa variedad en otros países. No podemos juzgar que sean mejores o peores, son diferentes. Nos han abierto otras puertas en mercados donde buscan más variedad de varietales”.

Expo Vino noche 2 www.elomnivoro (33)

Bodegas Trivento, produce vinos para todos los segmentos pero actualmente se halla enfocada en los vinos de alta gama.

LOS VINOS DE TRIVENTO

Eolo. El vino ícono, un malbec, del cual se elaboran una limitada cantidad por año. Actualmente se está vendiendo en Paraguay la de cosecha 2012, que es la cosecha de los 100 años del viñedo. Se modificó la etiqueta original y se realizó un estampado especial para recordar ese centenario. Tiene una conservación de 18 meses en madera y 12 meses en botella.

“Este vino representa el prestigio para la empresa, poder decir que somos capaces de elaborar un producto de altísima gama, que puede competir con los vinos más caros del mundo, desde un terruño de Mendoza, particularmente seleccionado. Obviamente con este vino no nos interesa crecer en volúmenes, porque no podríamos respetar la calidad, y queremos demostrar la calidad, si vende más o menos ya será una cuestión de mercado”.

Golden Reserve. Un  alta gama, súper Premium, tiene 12 meses de conservación en barrica. En esta línea se producen vinos de: malbec, cabernet sauvignon, shiraz, cabernet franc. “Durante años fue nuestro vino más vendido, tiene una relación de costo beneficio muy buena. Para nosotros marcó el camino a seguir en los vinos de alta gama. Al principio era todo malbec y luego nos tiramos a hacer vino con otros varietales”.

Amado Sur. Es el único blend de Trivento que se elabora en base a  tres varietales: malbec, shiraz y bonarda, al que se trató de dar una personalidad más joven con un diseño diferente en la botella.

Trivento Reserve. La etiqueta que más ha crecido, tiene seis meses de madera, es un reserva muy joven pero muy tomable, amigable. “Se vende mucho y es lo que más hemos crecido en venta. En el Reino Unido, con este vino somos el número uno”. Todos estos vinos pueden encontrarse en nuestro medio, tanto en los supermercados como en las bodegas y tiendas especializadas.

Los vinos de Trivento vienen siendo bien puntuados desde el 2005 por encima de los 90 puntos. En algunas cosechas llegaron incluso hasta los 93 puntos. “Consideramos que es un vino que tiene que estar entre los 92 y 93 puntos, siempre está bien ranqueado”. El principal mercado hoy día es el Reino Unido, que por volumen global es el más fuerte, después vienen Estados Unidos y Brasil. En un tercer escalón de crecimiento sostenido están China y los países nórdicos.

Comments

comments

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *