Rolandi, de un lugar de lujo a un lugar de ensueño

19 enero, 2016
Rolandi frente

La entrada principal al restaurante, que no es visible desde la calle, pues un gran muro perimetral rodea al predio.

El Ristorante Rolandi tenía ya un local de privilegio. Situado sobre la avenida Mariscal López, un edificio moderno, un ambiente fino y distinguido. Cuando al propietario le pidieron que que desaloje el inmueble, menudo problema se le vino encima. A primera vista, era imposible conseguir una locación similar que tan solo empardara la que se iba a reemplazar. Y sin embargo, una vieja amistad acudió en su auxilio. Y si Rolandi ya tenía un lugar estupendo ahora tiene un lugar de ensueño.

Ni en sus mejores sueños, proyectos e imaginación, José Carlos Grillón pensaba que Rolandi iba a ir a parar en la privilegiada esquina de Mariscal López y Venezuela. Hace un año, cuándo le pidieron el local que ocupaba unas cuadras más abajo en Mariscal López esquina Infante Rivarola, allí casi frente al colegio Santa Clara comenzó una búsqueda desenfrenada para trasladar su cotizado restaurante a un lugar que mantuviera el nivel que había adquirido.

Rolandi salon uno

El salón principal. El amoblamiento y el equipamiento de la cocina se renovaron totalmente.

Podríamos decir que un amigo del alma le tendió una mano, desde el más allá. Es que la viuda de Pancho Gorostiaga, el recordado empresario y corredor de autor, sabiendo que andaba buscando un local, le ofreció el inmueble que había adquirido hace un tiempo. “Era mi hermano del alma, compañero desde el preescolar, hace cinco años que falleció”, nos dice mientras muestra la foto que tiene sobre el escritorio de su oficina.

“El lugar es espectacular, es un lugar de ensueño”, califica. Son en total 6.000 metros cuadrados y 3.300 metros cuadrados para estacionamiento. Quería no sólo un lugar para el restaurante sino el espacio para un salón de eventos y se le dieron las dos cosas. Había que entrar a reformar todo, pero ante las posibilidades que brindaba el terreno para el desarrollo de su proyecto gastronómico decidió jugarse con todo y ya lleva invertido en el lugar más de un millón de dólares.

El restaurante Rolandi abrió sus puertas a fines del año pasado y a más del gran servicio que le caracteriza muestra ahora una casa más amplia y cómoda que la anterior. A la elegancia y distinción que ya exhibía en su vieja casa ahora le agregó un aire de sofisticación que se vislumbra en la disposición de los espacios, el amueblamiento seleccionado y la disposición y utilización de las luces.

Rolandi otro VIP

Uno de los salones privados, que cuenta con capacidad para 25 personas y tiene baños privados.

La entrada principal, que tiene un gran protagonismo en la arquitectura del lugar, abre el paso hacia el salón principal del restaurante, desde dónde se tiene una vista principal al bar, a la transparente cocina, que luce un gran tatakua y a la bodega climatizada. En uno de los laterales se encuentran situados los salones VIP, con capacidad para 16 y 25 personas, que tienen la particularidad de contar con baños privados. El fondo de este salón se comunica con otro distinguido salón ambientado con estilo diferente. Aquí, con acomodados los clientes a medida que se colme la capacidad del anterior salón e incluso se utiliza para eventos especiales que requieran de mayor capacidad que los salones VIP. Y para estos casos cuenta con un acceso independiente por el frente del inmueble.

Lindando con los dos salones y mirando hacia el patio interior del inmueble se encuentra un deck, un espacio al aire libre que será destinado para los clientes fumadores y para los que quieran consumir sólo tragos o picadas, cuya habilitación está prevista para el 14 de febrero próximo. Este espacio tendrá capacidad para unas 70 personas.

Rolandi salmon

Un salmón cocido en el tatakuá con un costra de aceitunas negras y guarnición de cereales.

Sumados los dos salones, los espacios VIPS y el deck, Rolandi llegará a tener una capacidad total de 260 personas, lo que triplica las posibilidades de atención que tenía en su anterior ubicación.

Pero los proyectos no terminan ahí, porque en el mismo predio se está terminando de construir un salón de eventos con capacidad para 380 personas que cuenta con un área de estacionamiento de 3.000 metros cuadrados. Las obras civiles ya casi están concluidas y se está entrando en la etapa de equipamiento pero no sabemos aún la fecha de terminación de la obra ni la de funcionamiento del local que si bien estará bajo la jurisdicción de Rolandi, será una sociedad aparte.

LA GASTRONOMIA

El estilo gastronómico de Rolandi no sufrió ninguna modificación: sigue con pasta y grill. No quisimos adentrarnos mucho en este menester porque justo están modificando la carta que será presentada en los próximos días. Pero continuarán fiel al estilo impuesto por Fabio Rolandi, aquel chef italiano que creó el restaurante hace más de 15 años, y quién según nos enteramos está regenteando un restaurante en el caribe mexicano.

El chef ejecutivo es Ramón Bogado, quién fue mano derecha de Fabio Rolandi, así que se mantiene siempre el sello y la impronta del gran cocinero italiano. Incluso, sobreviven todavía muchos de los platos creados por él como el risotto funghi porcini, o los ravioles rellenos con salmón o surubí. Las pastas son los fuertes de la casa, precisamente éstas últimas son fabricadas íntegramente en el restaurante. Otro secreto de Rolandi, es cocinar en el horno a leña, el famoso Tatakua.

Rolandi Raviolas

Las pastas es uno de los fuertes de Rolando. tiene su propia fábrica y se pueden hallar en todas sus variedades con diversas salsas y tipos de rellenos.

Muchas recetas se elaboran en ese horno. Platos como pizza, cordero, surubí, salmón, ternera, aves, adquieren a raíz de ello ese gusto casero con sabor a la madera. Un sello de Rolandi para que las comidas sean más sabrosas y jugosas. Además el tatakua sugiere e invita a degustar el famoso pan Rolandi, una receta de familia de antigua data, servido crocante y caliente con o sin ajo.

El menú generalmente cuenta con numerosas opciones de entremeses o entradas donde sobresalen las combinaciones de quesos y jamones italianos, los carpaccios de salmón y de carne. Siguen las diversas variedades de ensaladas y platos dietéticos. A continuación toda una serie de pasta y basta, donde se pueden encontrar las diversas variedades de salsas y rellenos. Por último, las especialidades con carnes. Cuándo indagamos acerca de cuál era el plato preferido de los clientes, la respuesta fue que se pedían todos por igual.

Los precios del restaurante oscilan entre una pizza de 50 mil guaraníes, cocinada al tatakuà hasta un plato de pastas con bichos de mar que puede llegar a costar 300 mil guaraníes de acuerdo a la elección que se haga. En la bodega climatizada que se puede ver desde el salón comedor coexisten vinos de todas las cepas, de distintas procedencias y de los más variados precios.

Rolandi VIP

Un aspecto de otro de los salones privados. Rolando, cuando este totalmente terminado tendrá capacidad para 260 personas. Fotos suministradas por Ristorante Rolandi.

El restaurante cerró sus puertas durante los tres últimos meses del año, en el proceso de reacondicionamiento y mudanza al nuevo local. Según nos comentó el propietario, durante ese tiempo se abonó su salario al personal, sin recurrir a la posibilidad de pedir una suspensión temporal de los contratos de trabajo. Gran parte del personal de la empresa tiene 8, 10 y 12 años de antigüedad y pero al aumentar la capacidad del restaurante se requiere de nuevas contrataciones.

A pesar de esa inactividad de tres meses, Rolandi recuperó rápidamente su clientela una vez que reabrió sus puertas y actualmente los fines de semana es aconsejable realizar las reservas correspondientes a fin de asegurar disponibilidad de lugares.

A fin de que la organización y la atención del cliente no sufra ningún tipo de menoscabo en el proceso de transformación de un local a otro, Desiré Grillón, la conocida wedding planner, tendrá a su cargo esa responsabilidad mientras dure todo el proceso de poner en pleno funcionamiento el restaurante y el salón de eventos.

José Carlos Grillón, es un multifacético empresario que está centrando toda su atención actualmente en el desarrollo del Restaurante Rolandi, debido a la alta inversión allí realizada. Nos informaba que los niveles de facturación con el nuevo son bastante alentadores y estima que cuando entre en funcionamiento el salón de eventos, la inversión total realizada podrá recuperarse en el transcurso de dos años.

Comments

comments

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *