Prendió la idea y Paladar ya es todo un éxito

7 noviembre, 2015
fernando

Fernando Ahlers dando los últimos retoques a los postres que presentó San Pietro. Hoy y mañana continúa la feria gastronómica Paladar.

Anoche calcularon que más de 2.000 personas habían pasado ya por la feria gastronómica Paladar y hoy se espera que la afluencia sea superior. Pero más allá, de estos números que dan como una estadística del mayor o menor éxito, está el hecho de que esta iniciativa que por primera vez se realiza constituye no el primer paso sino el primer salto hacia el entendimiento de que la gastronomía requiere de actividades conjuntas para consolidarse y desarrollarse.

Reunir a cerca de 40 restaurantes en una misma feria era el desafío que asumieron los organizadores.  Si bien parece que se trata de algo que física y materialmente no es nada del otro lado mundo, existía de por medio el recelo y el individualismo que caracteriza al ambiente gastronómico. Por ejemplo, la Asociación de Restaurantes del Paraguay (ARPY), por razones que desconocemos no se sumó al proyecto. Por eso, lo que se hizo ya es un éxito, independientemente de los números.

Igualmente, nunca antes tantos cocineros, chefs y profesionales de la cocina estuvieron trabajando bajo un mismo techo. Aquí también se tuvieron que dejar de lado individualismos y recelos. Y las charlas y conferencias realizadas en el Akapete Gourmet, como parte de Paladar, supone también un cambio de visión. La necesidad de compartir conocimientos para intentar un crecimiento en conjunto.

comedor

El comedor general de Paladar. Mucha gente se pasó comiendo parada recorriendo los stands. Algunos lo hicieron en el espacio VIP del BBVA y otros frente a los puestos.

Los organizadores apuntan, como ideal, llegar a 20.000 personas o entradas  vendidas. Pero con 10 mil ya estarían más que conformes.  Incluso, con las cifras registradas hasta ayer, algunos restaurantes participantes ya lograron vender por un monto que cubre el costo de estar presente y queda todavía toda la venta prevista para el día sábado y la del día domingo, que en teoría serán los más fuertes en esta materia.

Lo más resaltante, hasta ahora de la feria Paladar, es sin dudas el nivel de organización. Todo estaba previsto y en el lugar justo. La ambientación estilo fiesta patronal o kermese le da al frío y amplio salón del Centro de Convenciones del Mariscal un toque colorido. Cada restaurante tenía un espacio similar al de los demás poniéndolos en un mismo pie de igualdad pero sin que esta uniformidad  significará una monotonía.

La oferta gastronómica es un compendio de lo que el mercado de restaurantes brinda a sus clientes. Como era de esperarse, lo que más abunda es la carne vacuna, en sus diversas variantes, asados, hamburguesas, sándwiches,  pinchos, etc. Las pastas no se quedan atrás.

La yaya

José Torrijos de la Yaya Gourmet atendiendo a un cliente. En la mesa se pueden apreciar en primer plano una variedad de tapas.

Y en tren de hacer menciones específicas debemos comenzar sin dudas por la propuesta de San Pietro, con Fernando Ahlers. Fue lo más elaborado y mejor presentado de toda la feria. Su cochinillo confitado, con salsa de mango, acompañado de cardamomo, cedrón capii, con guarnición de vegetales supuso un esfuerzo extra. También presentó un osobuco de cordero con texturas de maíz, más dos postres muy delicados. Para hoy, anuncia que va a redoblar la apuesta y presentará un pacú especial.

No se puede pasar por alto el asado a la olla de Tierra Colorada, con Rodolfo Angenscheidt, quién suele ufanarse que ese plato puede comerse con cuchara, aludiendo a la terneza de la carne. En Paladar, este plato puede comerse en realidad con tenedor de plástico.  La Yaya Gourmet, con José Torrijos estuvo a la orden del día con su variedad de tapas así como Detroit 1920 con sus causitas limeñas. Mención especial también para los pinchos de Kobe de La Cabrera, los chorizos toscanos de Salim Leyzman,  las mollejas al limón de Mercadito Gourmet, los ravioles de Entrecote.

Para conocer en detalle, la lista de los restaurantes participantes así como las ofertas que presentan, le invitamos a seguir este link.

rodolfo y tierra

Asado a la olla de Tierra Colorada. Un clásico de Rodolfo Angenscheidt, que se puede comer con tenedor de plástico.

AKAPETE GOURMET

Las charlas y conferencias del Acápete Gourmet constituyeron igualmente un punto alto en la feria Paladar. El nivel de los disertantes y los tópicos abordados hacen de este ciclo uno de los más importantes de los últimos años. Cinco o seis chefs de primer nivel compartiendo en el desarrollo de los temas, es un aspecto que pocas veces se vio en nuestro medio.

Los organizadores informaron que para las charlas del día de hoy, serán exonerados de pagar la entrada los primeros 100 estudiantes de gastronomía que se inscriban.

Hemos visto en la asistencia, un público muy diverso, compartiendo las mesas del comedor general, así como el espacio VIP habilitado por BBVA para sus clientes. Personas de todas las edades, con predominancia de gente joven, familias con hijos pequeños, para quienes se habilitó un parque infantil.

f11

Las mollejitas al limón de Mercadito Gourmet.

Comments

comments

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *