Prohíben en San Pablo la venta de foie gras

26 junio, 2015
foie gras image

Es un plato de lujo, especialmente en Francia. Sin embargo, en algunos lugares lo llaman el manjar de la crueldad. Su producción está prohibida en algunos países.

Los restaurantes de la ciudad de San Pablo, Brasil ya no podrán servir platos con foie gras a sus clientes. El prefecto de la ciudad aprobó anoche una ley que prohíbe la producción y la venta de dicho producto en razón del sufrimiento a que se somete a los animales para su obtención. El foie gras que es considerado como un manjar a nivel internacional se elabora con el hígado graso de patos y gansos.

La prefectura de San Pablo aprobó el 13 de mayo por unanimidad el proyecto presentado por el legislador Laercio Benko y hasta último momento se tenía la esperanza de que el prefecto Fernando Haddad vetará la ley aprobada. La Procuraduría de San Pablo así como destacados juristas se pronunciaron contra el proyecto alegando que la Prefectura no podía legislar sobre el comercio de un tipo específico de producto.

Sin embargo, el prefecto Fernando Haddad optó por tratar el tema dentro del ámbito de la legislación ambiental considerando la intención de proteger a las aves y evitarles un proceso de sufrimiento. La única modificación que Haddad introdujo a la normativa fue establecer un periodo de 45 días para que los dueños se adapten a la nueva normativa. En ese lapso, el consumo de paté comprado antes de la prohibición o fuera de la ciudad seguirá siendo legal.

En las justificaciones del  proyecto se menciona lo siguiente:
“La producción de foie gras, al contrario de lo que muchos imaginan, es un proceso de verdadero sufrimiento para los patos y gansos.

“El foie gras es el hígado hinchado de estos animales, obtenido por medio de un método de alimentación forzada. Esto provoca una distorsión en el cuerpo de los animales y un hígado siete veces mayor que el tamaño normal. Cuanto mayor es el hígado, más foie gras y obviamente más lucro.

“Dieciséis días antes de la matanza y a partir de ahí diariamente, se inserta un embudo de más de 40 centímetros, en el cuello de los animales y son obligados a engullir  una cantidad de cereales mezclados con grasa que serían equivalentes a 12,6 kg de espaguetis para un ser humano.

“A partir del día 12, este proceso es repetido cada tres horas, o sea ocho veces al día. Para esta altura, el cuerpo del animal ya está complemente deformado, no consigue pararse y respira con mucha dificultad. Al día 17, ya está muerto.

“Foie gras significa gordura de hígado. Quién  lo come, consume una enorme cantidad de gordura, que va directamente a parar a su proprio hígado, provocando colesterol y contribuyendo para muchos problemas de salud”, finaliza diciendo el texto que justifica esta legislación.

Guilherme Carvalho, director de la Sociedad Vegetariana Brasileña, dijo que la nueva ley era un “gran logro”. “El próximo paso sin duda será la extensión de la ley al resto de Brasil”, agregó Carvalho en declaraciones que reproduce el portal de noticias UOL. Alex Atala, chef de D.O.M., uno de los restaurantes más prestigiosos del mundo, dijo a UOL que la prohibición era “absurda”.

“¿Cómo puede una ciudad regular lo que uno come? ¿Hasta dónde llegará esto?”, se preguntó unos días antes de la aprobación de la ley. “La gastronomía es buena para el turismo, en lugar de limitarla deberían promoverla”, finalizó.

El foie gras, es uno de los platos más apetecidos de la culinaria francesa. A partir de ahí y gracias a la influencia de la gastronomía de Francia, este plato se extendió por todo el mundo como una muestra de exquisitez. Otro de los países que lo tiene en gran estima es España, dónde lo conocen simplemente como foie. Sin embargo, en muchos países incluso de Europa, su producción está prohibida, por razones similares a las enunciadas más arriba.

En Paraguay, en varios restaurantes de alta cocina, suele verse en los cartas pero debido a su alto costo, no es común que se ofrezca este plato.

Comments

comments

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *