Shangri-la está casi irreconocible

6 enero, 2015
salón principal

Salón de planta baja del Restaurante Sangri-la. La nueva decoración dejó el estilo chino y se juega por una ambientación más moderna, colorida y con gran énfasis en la iluminación cálida.

Después de casi 20 años, Shangri-la, el restaurante ícono de la cocina china, decidió abandonar la sobria elegancia de su ambientación oriental y decidió arroparse con un estilo más occidentalizado que casi raya en un lujo asiático para adaptarse a las nuevas exigencias del mercado. Pero no ha hecho iguales concesiones con su gastronomía que mantiene su tradicional estilo aunque ahora también hace hincapié en los pescados y mariscos.

Su estructura edilicia está intacta, con esa impronta de palacio chino que majestuosamente se yergue sobre la avenida Aviadores del Chaco a poco de pasar San Martín. Los cambios ocurrieron por dentro  y llegaron casi junto con la nominación como Mediana Empresa Exitosa 2014 otorgada por la Asociación de Empresarios Cristianos (ADEC), otorgada a fines del año pasado.

Al entrar al salón de planta baja, uno se lleva una gran y grata sorpresa. Poco queda, del estilo anterior, las mesas y sillas de madera laqueada cedieron su lugar a sofás y sillones profusos en telas y tapicerías. Los sobrios colores oscuros de los muebles dejaron su lugar a llamativos tonos coloridos y estampados atractivos que dan un toque súper actualizado al gran ambiente.

vista muy linda

Las tradicionales sillas de madera con pintura laqueada quedaron de lado y en reemplazo aparecen sillones con tapicería y sofás adosados a las paredes con profusión de almohadones dando al conjunto un detalle más acogedor.

La iluminación blanca que predominaba anteriormente fue sustituida por luces cálidas que emanan de lámparas y apliques de moderno diseño que dejan sutiles claroscuros ante que aquella blanquecina uniformidad.   Las paredes están revestidas en varios sectores con unas pastillas que dan un efecto de brillo intermitente al influjo de las luces y en otros sectores aparecen unos diseños que evocan la cultura china.

En planta baja, casi nada quedó a salvo de los cambios, sobrevivió el cielo raso pero no corrió la misma suerte el piso y las ventanas recibieron cortinas romanas. También allí se instaló una moderna barra de tragos como otra muestra más de la capitulación ante la necesidad de aggiornarse a los nuevos tiempos.

“Era necesario. El mercado acá en la zona demandaba algo de más nivel, algo más lindo y nuestra intención era diferenciarnos un poco de  la competencia. Sobresalir un poco, porque esa fue siempre la característica del restaurante, ser un poco el líder en el mercado en este segmento y llevando el restaurante a otro nivel”, nos explicó Benny Lee, el propietario y administrador general del Shangri-la.

barra de tragos

Una barra de tragos. Toda una novedad en la concepción del restaurante Shangri-la.

“Creo que acá lo que se buscó es un poco de ambientación oriental china pero más bien pensando en lo que la gente le gusta hoy en día: ambiente relajado, buena música, la gente demanda mucho por la decoración. En este salón se pensó más en lo que a la gente le gusta”, nos dice reforzando su argumentación.

A nivel de planta baja, también están los salones VIP. Dos con capacidad para 20 personas cada una, que pueden convertirse en una sola con el doble de capacidad. Y con el detalle de que tienen una mesa circular para 20 personas, con el centro circular para facilitar a cada comensal tener al alcance de la mano aquello que más aquello que más le apetezca.

Descrito la planta baja y subiendo al segundo piso, uno se encuentra a medio andar la escalara con una gran inscripción en escritura china tallada en granito que refleja un pensamiento de Confucio que lastimosamente no pudimos entender. “En los próximos días vamos a colocar una cartel con la traducción”, nos aclara Benny.

salon de arriba

Esto es el salón de planta alta, dónde también se realizaron cambios. Aquí todavía se mantiene un estilo sobrio y elegante, con el detalle de la nueva iluminación y los revistados de las paredes que brillan al influjo de las luces.

El gran salón de arriba, también fue totalmente remozado y los muebles renovados en su totalidad. Acá la ambientación mantuvo la elegante sobriedad de los años anteriores. Persisten las sillas laqueadas pero también se modificó el concepto de la iluminación y las paredes están revestidas de las pastillas que le dan el efecto de brillo al influjo de las luces.

Habilitaron más salones en el ala derecha de la planta alta con lo cual se da más holgura a la capacidad del local que en los días domingos al mediodía suele rebosar de comensales. Una medida muy saludable fue la de ubicar al solicitado Mongolian Barbecue* en vivo, dentro de un cubículo interior de manera que los clientes quedan a salvo del humo y el olor.

El Shangri-la tiene actualmente una capacidad total de 280 personas, en planta alta y planta baja. Todos los días hay servicio de buffet en la planta alta, almuerzo y cena, mientras que la planta baja solo se habilita de noche para los pedidos a la carta. Tiene actualmente, dos sucursales, una en el Shopping Mariscal y otro en Shopping del Sol pero allí el estilo es de comida rápida. Para el futuro, tienen proyectado habilitar otro local de Sangri-la pero con otro tipo de oferta culinaria, pero siempre dentro del segmento de cocina china.

LA GASTRONOMIA

Así como han transigido un poco con la ambientación para adaptarse a los gustos de la gente, Shangri-la no ha tenido querido tener la misma flexibilidad con la cocina. “Nosotros siempre tenemos lo tradicional, los rollitos primavera, arroz frito, cerdito agridulce, de eso nosotros no vamos a salir, siempre vamos a tener eso. Pero siempre estamos lanzando platos nuevos que la gente va incorporando en el paladar” nos dice Benny.

Y agrega: ”Por ejemplo los platos de pescados y mariscos, tenemos platos con camarones, diferentes ofertas de pescados, platos de salmón, corvina, tilapia, lenguado, merluza, todos estos pescados usamos mucho y también incorporamos platos que usan ingredientes más exóticos y diferentes tipos de salsas”.

pollocon pao

Pollo con Pao, un plato que es uno de los preferidos pese a su elevado sabor a picante. Shangri-la pone también pone también ahora mucho énfasis en los pescados y mariscos.

“En la elaboración de los platos se respetaron la manera que se hacen en China, pero hay platos que caen mejor al paladar de los paraguayo y hay platos que agradan más a los chinos y a los paraguayos no les gusta. Pero no por eso nosotros cambiamos el sabor de un plato, nosotros siempre fuimos muy respetuosos de los orígenes de los platos y lo hacemos igual. En el sabor nunca vamos a variar para ajustarlos a la gente” agrega.

El 99% de la clientela de Shangri-la es gente local y entre éstos  se cuentan a los paraguayos y a los extranjeros que habitan en el país, inclusive muchos orientales como los japoneses y coreanos. Sólo el uno por ciento de la clientela son personas naturales de China.

¿Cuáles son los platos que más gustan a los paraguayos?

Arroz frito, cerdo agridulce, rollos primavera, los fideos, y algunas cosas nuevas que fuimos incorporando como el Pollo con Pao, que es un poco pi cantón y que al comienzo no gustaba a la gente pero hoy es uno de los platos que más salen. Después tenemos un salmón con salsa de camaroncitos y champiñones que entró muy bien y que después copiaron otros restaurantes. Tenemos también una costilla agridulce que es diferente al cerdo y al pollo agridulce, porque el tipo de salsa que hacemos es una reducción diferente.

buffet

Shangri-la, tiene todos los días, almuerzo y cena, un servicio de buffet en el salón de la planta alta. El salón de la planta baja, se reserva para los pedidos a la carta y funciona sólo para el servicio de la cena.

¿Y tienen un menú especial para los chinos?

Nuestros paisanos vienen y piden los platos de la carta, ellos aceptan plenamente los platos que están en la carta. Ellos piden cosas diferentes, por ejemplo un Tofu a pimentado, que nuestra clientela paraguaya pide poco. El Pollo San Pei, reducido con azúcar, albahaca, y anís estrellado. El Ti Pan rehogado, una rodilla de cerdo que lleva una cocción de seis horas.

La carta es muy variada y cada uno tiene su preferencia. Por ejemplo, los camarones, la gente local pide mucho los Camarones Fortuna que son los camarones fritos, mientras que los chinos piden los camarones al ajo cocinados al vapor, y  ambos platos están en la carta.

¿Cómo toman la nominación de la ADEC como una de las empresas exitosas del 2014?-

Fue una sorpresa para nosotros y es un honor. Esto nos dice que los 20 años que venimos manejando restaurantes nos dice que el camino esta correcto y todo esto se debe al personal nuestro. Realmente tenemos un equipo muy bueno, muchos están hace muchos años, hay empleados que ya se jubilaron con nosotros y otros que están desde el primer día con nosotros.

frente del local

El frente del edificio no ha sufrido modificaciones. Pero en la pequeña galería que existe frente a los ventanales de planta baja, ubicarán también mesas para atención de los clientes. A la izquierda de la foto, existe un terreno adquirido por la empresa para el estacionamiento.

EL MENU

Realmente, Sangri-la tiene un menú amplio y variado. Como ejemplo de la gran variedad existente podemos entre las entradas citar: Rollito Primavera, Ensalada de Algas, Ensalada de Calamar, Pepino Agridulce, Sushi, Tofu, Wanton Frito, Empanada Crujiente de Marisco, Ensalada de Kani Kama, y Rollito Primavera con Camaroncito. Los precios oscilan entre los 15 y 30 mil guaraníes.

Los arroces vienen en distintas preparaciones, desde el arroz al vapor ( 6.000 guaraníes) hasta el arroz Yang Zhou que lleva camaroncitos, hongos, huevo, verduras y cerdo asado (39.000 guaraníes). En materia de verduras figuran las diversas variedades del chop suey, así como platos con bambú y hongos y tofú. Después vienen los fideos, los que a su vez tienen diversas preparaciones.

nueva vista del salón

Otro detalle de la ambientación en planta baja. La calidez que da la iluminación y la comodidad que inspiran los sillones y sofás otorgan al conjunto una sensación muy acogedora.

Y en materia de carnes, la lista es casi interminable. Tienen platos con carne vacuna, carne de cerdo, pollo y pato. En cuanto a pescados y mariscos las posibilidades son aún mayores.  Y no nos olvidemos, de los diferentes tipos de sopas. Sólo cuando se llega a los postres baja la intensidad y nos comentaba Benny que están renovando próximamente su carta de vinos para lo cual contarán con el asesoramiento del sommelier Oliver Gayet.

Para el servicio de buffet, Sangri-la está cobrando 88.000 guaraníes por persona para los almuerzos del día domingo, tarifa que disminuye para los almuerzos y cenas de los días hábiles. El costo promedio por persona, para el servicio a la carta se calcula en 90.000 guaraníes.

*Mongolian Barbecue, es un tipo de cocina en vivo, en el que un cocinero con una plancha de hierro va elaborando los platos de acuerdo a los ingredientes que va eligiendo el comensal desde un surtido stock de ingredientes que incluyen todo tipo de carnes, huevos, verduras, y condimentos.

Comments

comments

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *