Encuentro entre las cocinas del campo y la ciudad

10 octubre, 2014
karu pora - Los cuatro fantasticos

De izquierda a derecha, Ignacio Fontclara, André Magon, Rodolfo Angenscheidt y Teresita Benegas. Ignacio y Teresita sostienen un fruto denominado Curugua, que provenie de Curuguaty y utilizado para jugos, preparados y consumido al natural.

Inusual jornada. Cuatro reconocidos chefs de nuestra ciudad se unieron a cuatro cocineras del campo para compartir experiencias y conocimientos en una actividad gastronómica realizada para promover el uso de productos agroecológicos. Y para entender que sin tradición no hay innovación, ya sea un simple soyo o un sofisticado chupín de pollo con chutney de piña.

La jornada se cumplió esta mañana en la Plaza Infante Rivarola, ubicada sobre la avenida Mariscal López al costado del Shopping Villa Morra, en el marco de la feria agroecológica que periódicamente se realiza en distintos puntos de la ciudad, organizada y apoyada por entes civiles sin fines de lucro, ONGs y organismos gubernamentales.

Estuvieron presentes: Rodolfo Angenscheidt, André Magon, Teresita Benegas e Ignacio Fontclara. Cada uno de ellos se unió a una Machú proveniente de posadas turísticas del interior del país con quienes intercambiaron conocimientos cocinando platos que posteriormente se vendía al público, a un costo no superior a los 25 mil guaraníes.

karu pora -  machus

Las cocineras del interior, de derecha a izquierda, aparecen Irene Villar, Maximina Ozuna, Calixta Gauto, Stella Marys Benítez, Teresita Ortíz y Shirley Chappi.

Teresita Benegas trabajó con Irene Villar, de la Posada Ña Irene de Trinidad (Itapúa), con quién cocinó Soyo con chipa. Rodolfo se unió a Stella Marys Benítez, de la Posada San Cosme, de la ciudad del mismo nombre, también en Itapúa. Cocinaron Milanesa de Surubí con arroz quesu, más ensalada rusa. Magon se asoció con Teresita Ortíz de la Posada Tape Bolí de Sapucai con quién elaboró un Chupin de Pollo con chutney de piña con azúcar orgánico y finalmente , Fontclara trabajó con Maximina Ozuna, cocinera de la Reserva del Mbaracayu para hacer Tycuetí, el origen de la sopa paraguaya.

“El encuentro responde un poco a lo que nosotros creemos que debe ser el alimento integral, el encuentro entre la ciudad y el campo. Este casamiento existe en todo el planeta y tristemente existe un quiebre, la ciudad no entiende que hace el campo y el campo no llega a la ciudad”, nos dice Ignacio Fontclara, quién es representante del movimiento Slow Food, uno de los organizadores.

karu pora - machu curuguaty

“Aca queremos reproducir un poco el paisaje, en el centro un mercado, de productores primarios, no hay intermediarios, al final nosotros que estamos cocinando con el 90 por ciento de los ingredientes de este mercado, y estás metiendo en la olla todo el paisaje, porque cocinar al final es contar donde vivís”, remata Fontclara.

El objetivo final de esta jornada es incentivar la producción, cultivo y el consumo de los productos agroecológicos. Ese consumo está representado por los consumidores que vienen al mercado a llevar la producción del campo y por los representantes de la gastronomía local que puede encontrar también en esa producción los ingredientes necesarios para la elaboración de los alimentos.

Los cocineros también aprovechan el conocimiento y la tradición con la que se elaboran los alimentos en el interior. “Cada uno de nosotros está con una Machú, es gente que ostenta una tradición oral, conmigo esta Ña Máximina cuya mamá le contaba como se cocinaba el Tycuetí que según las versiones fue lo que dio origen a la sopa paraguaya. Estamos recuperando la historia y la estamos metiendo en la olla”, nos dijo Ignacio.

karu pora - magon y machu

André Magon, Teresa Villar y Fabián Delgado. También estuvo en la jornada Fiorella Migliore, cuyo restaurante Be Okay, vendía un mosto con limón,

“Esto es apenas un germen, pero es lo que deberíamos hacer todos, por primera vez nos encontramos cocineros de asunción, utilizando ingredientes, como el ajo y la señora que lo plantó está ahí vendiendo su ajo orgánico. Tenemos que mostrar que la ciudad está interesada en comprar esos productos, mostrarle que nosotros los cocineros estamos corriendo detrás de esos ingredientes. Para eso es todo esto”, dijo finalmente.

Comments

comments

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *