Gambini: Delicias para los mayores de 30

31 mayo, 2014
Gambini salon

Vista del salón principal del Restaurante Gambini.

Gambini tiene un encanto particular, una arquitectura diferente, un entorno casi rústico pero una ambientación elegante. Tiene una diversidad de ofertas pero todas con una onda tranqui. Por eso, tal vez, es preferido por los mayores de 30. Inicialmente, iba a ser una trattoría después optó por la cocina internacional, donde para sorpresas lo que más gusta a la clientela son los pescados.

Hace 16 años que Ana Paula está lidiando con la gastronomía en nuestro país. Se inició con un servicio de catering y posteriormente creó el café Delicias, que durante muchos años se enseñoreó en el acceso norte del Shopping del Sol (donde ahora está Café Martínez). Ya allí demostró la mano que tenía para regentear locales gastronómicos.

Cuando el destacado restaurante Belisario todavía existía, Ana Paula ya le echó el ojo a la curiosa vivienda que había sido adaptada para el efecto. Después que cerró Delicias y comenzó a buscar locales para abrir una trattoría se encontró con un anuncio en el diario y se percató de que era el ex Belisario enseguida agarró viaje y tras seis meses de obras abrió Gambini en agosto del 2012.

f18 (2) Gambini

Este es el salón privado ubicado en la segunda planta del restaurante.

Gambini combinaba con una trattoría pero como el nombre resultaba muy sonoro decidió adoptarlo para su nuevo proyecto aunque no ya como trattoría.

El local está asentado en una construcción proyectada para vivienda. Se trata de una obra realizada con ladrillos a la vista, con pisos de layotas, con vigas y pilares de maderas que están a la vista y con una notoria onda rústica. La línea de la construcción no siempre guarda la perpendicular con el eje de la calle, por lo que los ambientes principales están inclinados.

En este entorno se optó por una ambientación y decorado fino y elegante con un potente tono rojo en las paredes, delicadeza en la mantelería y vajillas y una iluminación acorde. Todos los ambientes cuentan con abundante iluminación natural gracias a amplios ventanales y puertas corredizas de vidrios templados que dejan ver el tupido verde del jardín.

f4 (10) Gambini

Una vista del salón principal desde el jardín.

En planta baja, Gambini cuenta con un salón principal, un salón cerrado en el medio del jardín y mesas alrededor de la piscina. En planta alta cuenta con un salón privado para 10 personas. La capacidad del local es de 80 personas.

Con esta infraestructura a su disposición, Ana Paula puso a prueba, ese inmenso dinamismo que tiene y comenzó a diseñar una variada oferta de servicios para aprovechar al máximo las instalaciones de Gambini.  El estudio de la clientela le ha permitido percibir que la mayor parte de ella es de 30 años para arriba. “Es por nuestro estilo, nuestra música, una onda tranquila”, dice.

Para el mediodía ideó un menú ejecutivo, aprovechando que está en medio del nuevo corazón de Asunción y a pasos de centros comerciales, financieros y corporativos que mueve una clientela que no tiene mucho tiempo para el almuerzo, pero que desea una oferta gastronómica acorde  a un nivel superior y no meramente económico. Y hay que decir que la propuesta de Gambini  es una de las mejores en calidad y precio. “Tenemos mucho éxito a pesar de que tenemos problemas de estacionamiento”, dice.

EL VERDADERO SALMON MEUNIERE

Salmón Mauniere del Chef: Se trata de un salmón rosado con verduras al vapor en salsa de manteca, limón, tomates, alcaparras, almendras y perejil. Uno de los platos preferidos en el Gambini.

Para las horas en que la tarde va llegando a su fin se habilitó, de lunes a jueves, una especie de after office con promociones de tragos y picadas 2×1, que curiosamente atrajo a muchas mujeres, esposas y amigas que se reúnen muchas veces para compartir cumpleaños, despedidas de solteras o babys showers.

En horas de la noche, el público es totalmente diferente. Abundan las parejas ya que el local tiene una onda romanticona. En ese horario, el local despliega todo su menú, en el cual, curiosamente no abunda la carne vacuna. Ana Paula nos revela que le cuesta conseguir productos que le permitan mantener una regularidad en la calidad del servico. Y curiosamente, también entre la preferencia de la clientela sobresalen los pescados y esto asombra un poco a la dueña “porque el paraguayo es muy cuidadoso con los pescados”.

Focaccia de Salmon Ahumado

Foccacia de salmón rosado, una de las entradas preferidas por los clientes.

La carta es muy profusa en materia de pescados. Así leemos:

Surubi relleno de salmón rosado, mejillones y especias con arroz verde y panache de verduras.
Tilapia Mediteránea, aceitunas negras, alcaparras y tomates con puré de papas al cilantro.
Langostinos a la Griega, brochete de langostinos a la milanesa acompañados de arroz a la griega.
Camarone a la Suiza: camarones en salsa crema, queso catupiry y trozos de palmitos con arroz pilaf.
Salmón Meuniere del chef: salmón rosado con verduras al vapor en salsa de limón, manteca, tomates, alcaparras, almendas y perejil.
Trucha a la crema de limón: trucha entera al horno con suave crema de limón acompañado de salteado de vegetales y almendras.
Corvina frita con manteca de alcaparras: corvina entera frita acompañado de arroz verde.

Y otros como Tilapia al Roquefort, Trucha rellena de camarones y Surubí al leche de coco.

Finalmente, también habilitaron para los almuerzos de los domingos un servicio de buffet, interesante, a tan solo 70.000 guaraníes por persona, una oferta mas que atractiva teniendo en cuenta el menú y la importancia del local.

En la bodega, se aprecian vinos de todos los tipos y de todas las importadoras locales. Botellas que van desde 50.000 guaraníes hasta 1.600.000. Pero Ana Paula prefiere los vinos más económicos, porque quiere que se vendan y que no adornen simplemente la bodega.

El costo promedio por persona se estima en 100.000 guaraníes, incluyendo el plato de fondo y la bebida, siempre teniendo en cuenta que en materia de pescados algunos precios superan ese nivel y también incidirá finalmente la calidad de la bebida que uno elija.

Ana Paula Goncalvez Lippi, que así se llama la dueña, es una brasilera que hace de hombre orquesta. “Yo hago todo, compro, controlo, contrato, todo. Estoy acá 340 días al año”, asegura con una resolución e intensidad, que es más propia de los varones, pero eso no le hace perder ni un ápice de su desbordante femineidad.

Gambini Resto Paraguay, cocina gourmet. Cruz del Chaco 365 c/ Eulogio Estigarribia. Teléfono: 601 440

Comments

comments

COMENTARIOS

  1. Alberto Barsotti Neto dice:

    GAMBINI, es seguramente el restaurante mas bien decorado de Asunción. La sra. Ana Paula, supo tratar con mucha elegancia y delicadezas, al local que ella proyecto y adapto para ser el GAMBINI.
    Su carta ofrece una variedad de delicias, que ya he probado muchas veces. Nos llama atención que ella , la propietaria, personalmente este pendiente a todo momento de sus comensales.
    Vida Larga para el GAMBINI Restaurant, que sabe tratar a sus clientes como corresponde…éxitos siempre !!!

COMENTAR

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *